¿Se te ha congelado el corazón? ¿Miedo a enamorarte?

Etiquetas: , ,

pareja gay peleada

Comencemnos recordando la canción de Madonna…

   -Tú solo ves lo que quieres ver, ¿Cómo puede ser la vida lo que tú quieres que sea? Estás congelado cuando tu corazón no está abierto. Estás tan consumido con lo mucho que recibes, que gastas tu tiempo en odio y arrepentimiento, estás congelado cuando tu corazón no está abierto.

Tal como lo dice la canción de la maravillosa Madonna, ¿Cuántas veces por miedos, heridas, fracasos, rechazos, malas experiencias y más, hemos dejado que nuestro corazón se congele? ¿Será acaso que todas las desilusiones empezaron a poner y construir poco a poco, una coraza a nuestros sentimientos, al alma, tanto que llegó el día que ya nos fue difícil encontrar esos ideales, esa capacidad de enamorarnos?

Personalmente, siempre fui una persona que creía en el amor a primera vista, en que un día conocería al amor de mi vida, en un encuentro tan casual, en la calle, que tropezaríamos y que lo miraría y sabría que era él, el indicado, el único, que lo que seguiría sería el idilio de amor, después los preparativos para la boda, y después una vida juntos. Ese era yo hasta que por malas experiencias, por corazones rotos, por errores, dejé que mi corazón se congelara entre tanto odio y arrepentimiento, que al fin, se rompió. Y un corazón congelado es mucho peor que uno roto desde de mi punto de vista y explicaré porqué, un corazón roto está herido sin duda, pero siente, respira con dolor, pero respira aún, espera cicatrizar y que alguien lo cure, pero un corazón congelado no, un corazón congelado emite frío, tiene ya su barrera, no deja que otros corazones se acerquen a él, y tanto alejarse sólo provoca una cosa, que siga congelándose.

¿Es válido dejar que nuestro corazón se congele? ¿Acaso hay alguna experiencia negativa que valga más que nuestros ideales e ilusiones, que nuestras ganas de enamorarnos, de amar con locura y de vivir un “felices para siempre”? Sé que un corazón roto duele, y duele mucho, pero después del tiempo, un corazón congelado duele más, los malos ratos, son solo eso, malos ratos, enseñanzas cuando aprendemos que todo pasa por algo, pero dejemos que nuestro corazón se vuelva a enamorar, que vuelva a latir por alguien, que vuelva a sentir el calor del contacto con esa persona que nos haga vibrar de pies a cabeza, que nos haga sonreír con un mensaje, con un detalle, con una canción, dejemos que nuestro corazón se enamore, caiga, sufra, aprenda y se levante de nuevo, listo para volver a enamorarse, pero nunca, nunca dejemos que se congele.

Déjame tus comentarios y nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Te comparto mi Facebook.

Acerca de 

Soy Luis Ángel, estudiante de Derecho, amante de mi segunda casa, la UNAM. Un representante total de los Leo, vanidoso y líder por naturaleza. Alguien que cree en la justicia como un medio, y no solo como un fin. Obsesionado por el café y un buen cigarro, que mejor acompañado de una buena lectura, alguien que escribe sus emociones y sentires y fluyen más fácilmente.

¿Cómo ves?