¿Por qué le tememos al compromiso?

Hay algunas circunstancias de nuestra vida, donde realmente anhelamos algo serio y, es curioso, porque es cuando más difícilmente encontramos esto que tanto buscamos.

Actualmente me he percatado del miedo que le tienen las personas al compromiso, y creo que más allá del compromiso, es el miedo a enamorarnos, tememos que nos lastimen. Estos dos componentes mencionados con anterioridad, nos dan la excusa perfecta para estar solos y seguir luchando para no perder nuestra libertad. Esto con el tiempo se vuelve más común, el encontrar a alguien “libre”, que a alguien que ya esté en una relación de años; nos hemos vuelto un poco inestables. Obviamente, como lo he mencionado en otros artículos, no podemos generalizar, siempre habrá el otro lado, pero por lo menos lo que se ve más comúnmente es esto: una sociedad donde el amor y el compromiso a veces los podemos conceptualizar como un “ancla” en nuestra vida, sin importar la edad, el género o la preferencia, esto es algo que va más allá de eso.

Ahora va la otra parte, la parte donde comienzan a ejercer presión los que te rodean. Cuando tú realmente estás bien de manera independiente, cuando comienzan a decirte que puedes “quedarte para vestir santos”, etc. Por esta presión comenzamos a buscar como desesperados a nuestra “alma gemela” o “media naranja”; recuerden, no somos ni frutas, ni personas a la mitad, en el momento que se dé el encontrar una relación y algo estable, será porque lo decidimos de modo personal, ni por presión social, ni por miedo a la soledad. Y creo que este pensamiento puede ayudarnos, una pareja no es algo que viene a complementarte, una pareja viene a enseñarte cosas nuevas, debe de ser alguien que admires y te admire, que el respeto predomine y no sólo que te haga sentir acompañado, sino que realmente te haga sentir que está contigo. Sé que suena parecido, pero puedes estar acompañado sintiéndote solo y esto es lo que no queremos, tener a una persona a tu lado sólo por tenerla.

Regresando al tema de cuando estás buscando algo y no se da, es muy cierto que cuando quieres forzar las cosas es cuando todo se frustra y te sientes de alguna forma “desesperado”, porque lo que más anhelas, es lo que menos encuentras. Es por esto que recomiendo dejar que las cosas fluyan, no forcemos y disfrutemos cada etapa que se nos va presentando; si es momento de estar solteros, hay que disfrutarlo al máximo. ¿Han conocido a la persona que nunca está conforme con nada? Si está en pareja quiere estar soltero, pero si está soltero, se la pasa anhelando todos los días una pareja estable. Seamos congruentes con lo que queremos, éste es el primer paso para llegar a lo que estamos buscando. Y esto es en toda la vida. Definamos siempre nuestros objetivos y si por algún modo van cambiando, que la justificación sea válida; éste es un modo de pensar que nos hará la vida más sencilla, con menos complicaciones y nos ayudará a sentirnos plenos y felices, lo que sería el punto principal.

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

3

Sin Comentarios

¿Cómo ves?