Millennial, ¿y tu retiro? ¡Invierte! Te doy unos tips.

Etiquetas: , , ,

millennial-invierte

Quienes pertenecemos a la generación millenial, los nacidos entre 1981 y 1995, (sí, aún me incluyo) nos enfrentamos a un grave problema y todavía muchos no lo saben: el retiro. De acuerdo con un estudio elaborado por la CONSAR (Comisión Nacional de Sistemas de Ahorro para el Retiro) y algunos reconocidos colegas actuarios, la edad mínima de retiro podría aumentar hasta alcanzar los 73 años (y no los 65 que se exigen actualmente).

Ante este escenario, resulta más indispensable que nunca tener una estrategia de ahorro a largo plazo que pueda evitarle un futuro complicado a más de un millenial. Los expertos recomiendan asignar entre el 10% y 15% del salario a proyectos de largo plazo (más de 10 años) en los que se contempla la jubilación, y mientras más pronto se comience a ahorrar, más sencillo será el proceso. Está demostrado que alguien de 30 años que empiece a ahorrar hoy, lo haga por 10 años continuos y lo deje en inversión por los siguientes 25 años, tendrá la misma cantidad de dinero que alguien que empiece 10 años después (40 años), pero este tendrá que ahorrar el doble de tiempo, es decir, por 20 años.

A diferencia de lo que se podría pensar, invertir no implica un gran esfuerzo, engorrosos trámites o apostar todo el patrimonio. En realidad es un proceso que se ha beneficiado mucho de las nuevas tecnologías al grado de que hoy en día resulta en muchas ocasiones tan sencillo como realizar operaciones de banca en línea.

Si bien la primera opción al pensar en el retiro son las Afores, las inversiones pueden servir como un complemento a ellas o sustituto en lo que obtienes acceso a una. Y es importante hacerlo, porque la Afore solamente nos entregará el 28% del ingreso actual. Si yo fuera tu jefe y te dijera que sólo te voy a pagar ese porcentaje, ¿qué me dirías? Seguramente las peores groserías y maldiciones que te sabes saldrían de tu boca, pero no me lo digas a mí, ¡díselo a tu “yo” joven por no pensar en tu “yo” viejo!

La premisa básica de las inversiones es que, a diferencia del dinero que ahorras en una cuenta de banco, el dinero invertido genera rendimientos, cuyo monto puede variar según el instrumento de inversión y el riesgo del mismo.

Por eso, te comparto estos consejos que te ayudarán a comenzar a invertir exitosamente:

  1. Plan Personal de Retiro (PPR)

Los PPR son la mejor opción para quienes apenas comienzan a ahorrar e invertir y se caracterizan por brindar una protección en caso de fallecimiento e invalidez hasta la edad de retiro, rendimientos suficientemente buenos, en diversas monedas y son deducibles de impuestos (te devuelven un muy buen porcentaje de las aportaciones anuales, las cuales las puedes reinvertir).

Por su naturaleza, son administrados por  aseguradoras, que son expertos en materia de inversiones,  y dependiendo del tipo de fondo, este puede invertirse ya sea en acciones de la Bolsa de Valores o en títulos de deuda del Gobierno Federal.

Los fondos que invierten en títulos de deuda del gobierno se consideran los más seguros, pues están protegidos por la solidez financiera del país que emite los títulos. Por otro lado, los fondos de renta variable invierten en acciones de empresas de la Bolsa Mexicana de Valores, por lo que se encuentran expuestos a la volatilidad del mercado.

En México existen muchas compañías que ofrecen este tipo de instrumentos poco conocidos, pero muy útiles y beneficiosos, por lo que si te interesa esta opción para invertir puedes pedir más informes con un asesor certificado. Toma en cuenta que dependiendo del fondo es el monto mínimo de inversión y este puede ir desde los $1,000 pesos en adelante, dependiendo tu rango de edad.

  1. Bolsa de Valores

Las inversiones en la Bolsa de Valores se consideran una de las formas más rentables de inversión a largo plazo si eres paciente, pues ofrecen un rendimiento superior a cualquier otro tipo de activo.

Antes de invertir en acciones, se debe tener en cuenta que la Bolsa de Valores es propensa a sufrir periodos de alta volatilidad en donde los precios de ciertas acciones se pueden desplomar violentamente. Si llega a darse el caso, es importante ser paciente y no vender las acciones, pues el mercado termina por recuperarse de estos periodos y resumir su tendencia a la alza, por lo que ¡no les tengas miedo!

Otro punto a tener en cuenta es el monto a invertir. Por la naturaleza volátil de la bolsa, es recomendable no invertir en ella todo el dinero disponible y no hacerlo en un sólo tipo de acciones, por lo que te recomiendo crear un portafolio que te permita tener liquidez y rendimientos, así como poner otra parte de tu dinero en instrumentos más seguros.

La estrategia más sensata es diversificar, tener paciencia y estar atento a los cambios del mercado.

  1. Crowdfunding

Este novedoso modelo de inversión es uno de los más prometedores pero también de los más riesgosos debido a lo reciente en el mercado, por lo que te recomiendo no invertir el grueso de tus recursos en esta opción, sino sólo un porcentaje mínimo. Mediante el crowdfunding, a través de plataformas en línea puedes invertir y adquirir un porcentaje de acciones de empresas emergentes, mejor conocidas como “start-ups”.

Más allá de los rendimientos, tienen el valor agregado de que te permite apoyar a emprendedores emergentes con proyectos que merecen tanto tu dinero como tu voto de confianza. Así que si te gusta ayudar a emprendedores, esta es una buena opción.

Si todo sale bien, tus rendimientos serán muy altos y habrás ayudado a hacer crecer un negocio. Pero también existe la posibilidad de que tu inversión no crezca tanto como esperabas, que lo haga a un ritmo muy lento o que, como muchos nuevos negocios, llegue a la quiebra.

Hay distintas plataformas como Fondeadora+Kickstarter, crowdfunder.mx o Crowfunding México. Que tienen la opción, dependiendo de la empresa, de invertir a cambio de un porcentaje de las ventas realizadas.

  1. Títulos de deuda gubernamentales

Por último pero no menos importantes son los títulos de deuda gubernamentales, que por su estabilidad y garantía resultan ideales para quienes apenas comienzan a invertir y les da cierta aversión meterse con otros instrumentos. A diferencia de comprar acciones que te otorgan una parte de la empresa, al comprar títulos de deuda del Gobierno lo que haces es, de alguna manera, prestarle dinero para proyectos futuros, y es este quien se compromete a devolverte el dinero invertido más una tasa de interés, la cual es muy pequeña, pero segura.

Algunos de los instrumentos más populares son los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) que pagan a valor de descuento 10 pesos, Bonos de Desarrollo (BONDES) y los Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal con Tasa Fija (Bonos); con plazos que pueden ir de un mes hasta 30 años, dependiendo del tipo de instrumento.

Una forma sencilla de invertir en este tipo de instrumentos es a través de Cetesdirecto, un sitio creado por el Gobierno a través del Banco de México  en busca de fomentar el ahorro y la inversión en valores gubernamentales. En la página de Banxico puedes encontrar más información.

Antes de aventurarte a invertir te recomiendo investigar exhaustivamente los puntos débiles y fuertes de cada uno de ellos y saber cuáles son tus metas, tus grados de riesgo y sobre todo tu presupuesto.

Si quieres saber más y buscas lograr más con tu dinero, ¡acércate conmigo! Asesorarte y apoyarte será un placer.

@chachoreyes

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

Acerca de 

Soy José Antonio Reyes León, aunque todo el mundo me conoce como Chacho. Tengo 30 años, sagitario, el más chico de tres hermanos,de familia "tradicionalista conservadora", abiertamente gay, soltero. Leer, cine, teatro, danza y cultura mis hobbies. Una buena comida y una copa con la gente que quiero es mi mejor momento. Viajar a donde sea al menos una vez cada dos meses, mi vicio. Comediante de medio tiempo, dicharachero, alburero y bailador.
Profesionalmente, Actuario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde llevo 9 años como docente. También en el ITESM y he colaborado en el ITAM. Maestría en Mercadotecnia, también por la UNAM.
De carrera profesional, primero EY (consultoría actuarial), después Codere (mercadotecnia para casinos, Yak, Caliente e Hipódromo) y por último Microsoft (subdirección comercial).
Cansado de los grandes corporativos, hoy trabajo por mi cuenta (PI-Solutions) como asesor financiero personal (especialista en diseño de soluciones financieras) y como consultor en riesgos para empresas.

Mis redes sociales:

- Facebook: facebook.com/chachito.reyes
- Twitter: @chachoreyes
- Instagram: chachoreyes

¿Cómo ves?