Lo que sucede después de tomar la decisión que tanto has retrasado por miedo

Etiquetas: , ,

hombre gay feliz con perro

Amanecí feliz, contento, tranquilo como hace años no lo hacía. Empiezo a recuperarme y a sonreír por dentro. Toma tiempo pero ya no hay prisa. Y cuando sabes que cuando te sientes bien todo llega bien, entonces te sientes mejor. Respiras, suspiras profundo y dices “Gracias”.
Cuánto añoramos este momento después de meses, años de crisis interna, después de un desgaste emocional y físico generado por situaciones con las que no supimos lidiar en su momento. El miedo nos consumía y aunque el corazón nos decía que teníamos que movernos de lugar, no lo hacíamos. Pero como todo tiene un límite, llega el día en que algo dentro de ti se revela y toma la decisión necesaria. Es increíble como en ese mismo instante, más que miedo, te sientes libre y recuerdas que has tomado muchas decisiones fuertes en tu vida y sin embargo sigues de pie, sin embargo has escrito páginas maravillosas en tu historia, siempre llegó algo mejor. El saber eso nos debería de llenar de confianza para no postergar tanto cambiar situaciones que nos lastiman por dentro, que ya no están fluyendo de manera natural en nosotros.

tumblr_nedha5l5RK1tvszlto1_1280

Una vez que tomas la gran decisión, debes confiar en que vendrá algo mejor y así será, debes soltarte, relajarte del todo y hacer lo que necesites para recuperar la paz. Ese tiempo es la mejor inversión que puedes hacer en ti. Dedicarte tiempo para caminar por las calles sin prisa, para hacer una nueva reproducción de música que te alegre el día, ordenar tus cosas, vaciar tus cajones, pararte al espejo por un buen rato y observarte por dentro. Decidir, provocar cambios por dentro y por fuera. Cambiar tu corte de pelo, tu forma de vestir. En mi caso, escuchar al corazón y escribir, jugar con las letras, las emociones y la alegría que empieza a burbujear de nuevo por dentro como champagne listo para darle entusiasmo al momento y celebrar.

Todo puede esperar menos tu tranquilidad, tu alegría, tu entusiasmo, porque este es siempre la semilla de lo que vendrá.

No he de negar que por instantes la mente traiciona y piensa en el lado negativo de haber tomado la gran decisión, pero hay que entender que esa mente está acostumbrada a vivir a partir del miedo y es natural que genere esos pensamientos. Pero nosotros ya decidimos el cambio, nosotros debemos ir, volar por encima de nuestros pensamientos y demostrarle a la cabeza quien manda. Mandas tú, tus sueños, tu espíritu. Mandas tú porque tú sabes quien eres, de lo que eres capaz y lo que tienes que conseguir, la mente es tan sólo ese niño frágil, lastimado, mal educado. Abrázalo y con todo el amor que llevas dentro demuéstrale que ya no tiene nada que temer, que está a salvo y que a partir de hoy tú decidirás por él, le enseñarás a ser libre y a dejar de pensar en límites que ella misma se ha puesto.

De pronto, aquí mientras escribo, le doy un trago a mi café y escribo, escucho el canto de los pájaros por la ventana, está nublado y siento frío en las piernas, pero la tranquilidad me cobija y siento que se detiene el tiempo. Me quedo quieto y tan sólo escucho mi respiración. Cierro los ojos y algo en mi se va y vuela alto.

El hacer un alto en el camino, en nuestra rutina, en nuestras actividades, siempre resulta refrescante, siempre nos coloca en otro lugar desde el cuál es mucho más fácil ver con claridad. Que nuestra vida comience a ser un paisaje en calma para que nunca dejemos de observar y sentir su belleza, para que nunca dejemos de darnos cuenta que la belleza se manifiesta por sí sola, que de la nada surgen sorpresas. El día de hoy, este momento es una de ellas.

Ojalá que estés viviendo un momento como este y si no es así, ojalá que comprendas que puedes vivirlo y que sólo es cuestión de que tomes tu decisión. Aviéntate al vacío y atrévete a pararte en la incertidumbre, en ese lugar en el que todo puede suceder. Si te sientes contento y tranquilo, harás que lo mejor suceda. Sólo tienes que decidirte.

Seguimos platicando, compartiendo en este blog y mis redes sociales.

¡Suscríbete gratis!

Acerca de 

Me gusta compartir lo que nos hace sentir bien y vivir mejor. El buen humor es básico. Amante de los animales, los viajes, la moda, la música, la fotografía, de cuidar el cuerpo y el espíritu. Aventurero, reflexivo, romántico y jocoso. Adicto a la cibernética, las cámaras y los micrófonos. Si no me divierto, no juego. Comunicador. Corazón activista. @salvadornop

¿Cómo ves?