Lo que no debes olvidar del año que está terminando. Reflexiones.

Foto Tumblr.

La vida nos enseña algo nuevo a diario por más pequeño que parezca; cada despertar es una nueva oportunidad para decir “hoy quiero ser el mejor”. Los días transcurren y mucha gente se pregunta cómo es que este año está ya por terminar y más allá de tener la incógnita de cómo es que el tiempo se ha ido tan rápido, la mejor pregunta aquí sería ¿Qué de bueno hice este año por mi vida?

No habría nada más triste que pensar que los memes tienen razón y qué lo único que hiciste bien este año fue engordar; siempre hay muchas cosas por las cuales debemos sentirnos orgullosos, tanto de los logros como de los tropiezos.

Es cierto, el fracaso no siempre es un buen tema a recordar, pero hay que observarlo desde puntos de vista positivos ¿por qué pasaron esos momentos desfavorables? Yo soy de la idea de que cada vivencia se acomoda en el momento oportuno. Culpamos a la suerte o al karma, pero lo cierto es que cada resultado obtenido se lo debemos a nuestras decisiones y a la manera en las que las tomamos, ya sean con tiempo o precipitadas. Algo bueno se aprende, quizás no en el momento, pero en un futuro todo comienza a tener sentido, al menos eso pensaba hace unos días debido a algunos eventos ocurridos en mi vida; hace un par de años pasaba por circunstancias muy abrumadoras, no le encontraba solución a nada y ni si quiera entendía cuál era la razón de que me sintiera tan perdido y un poco vacío, ahora entiendo todo, quizás más de uno también lo entienda.

Por otra parte, recordar el éxito es sinónimo de satisfacción, no se puede negar el hecho de sentirse feliz e incluso poderoso, aunque sea por el momento, pero siempre hay que saberlo reconocer como lo que es; una victoria, mas no un motivo de arrogancia, más allá de ir en busca de alimentar el ego deberíamos ser más conscientes de que la felicidad es una prioridad y que esta puede alcanzarse, tanto con pequeños como con grandes detalles. Por supuesto, siempre es buen reconocer el esfuerzo, tanto el propio como el de alguien más.

Proponerse nuevas metas para sumar un logro es algo que nunca debe faltar en la lista de cosas por hacer, no es necesario esperar a que llegue el año nuevo para saber hacia dónde nos dirigimos, lo importante es tener en mente qué es lo que se quiere y cómo se llegará a ese objetivo por méritos propios.

Dicen que se aproximan las fechas para convivir más con los seres queridos, dar abrazos y obsequios, pero también recuerda obsequiarte algo a ti mismo; date tiempo, piensa en lo que quieres, a donde quieres ir y disfruta también de lo que tienes ahora, tu punto de partida no necesariamente debe ser el primer día de año nuevo.

¡Ten un excelente día!

@Blackroeger

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

1

Sin Comentarios

¿Cómo ves?