La forma en que se da a conocer mucha gente gay en redes sociales

Etiquetas: ,

IMG_1057

Este puede ser el tema más obvio, sin embargo, de pronto caen veintes en la vida y resulta refrescante tener una visión y un entendimiento más grande de quienes somos y cómo funcionamos. ¡Los hombres  somos taaaaaaaan predecibles!

Tratando de parmanecer el mayor tiempo en cama (por reposo) después de una operación, la mente se aquieta un poco o por lo menos se concentra en una sola cosa y surgen evidentes revelaciones.

Sábado… maratón de Netflix. Temporada 3 de la serie española #Velvet. La serie transcurre en los años 50-60 y las cosas no han cambiado mucho desde entoces, sólo los outfits (maravillosos por cierto), la música, las costumbres y listo. El sexo siempre ha regido a hombres y mujeres sin importar su orientación o identidad sexual, solo que hoy en día las cosas son más abiertas (todas…) , internet es una ventana descarada a nuestra  ¿intimidad?

Voy a ser bien sincero, hablaré crudamente y a ver qué opinan:

De pronto me resulta hasta de mal gusto el tipo de fotos que constantemente veo en los grupos gays de Facebook, sin embargo, hay que respetar. Jamás he puesto un comentrio criticando una foto. No se si sea cosa de TONES (30-tones, 40-tones,…), pero hoy me parece muy desagradable la forma en que muchos gays se exhiben. Me dirán ¿Y qué haces tú en ese tipo de grupos? Les respondo: trabajo en redes sociales y debido a esto, estudio conductas en internet. Invariablemente, al buscar la palabra “gay” en Facebook aparecen grupos con este tipo de fotos:

Fotos de nalgas abiertas con una carita feliz diciendo “hola, ¿te gusto?”. (La carita feliz en la esquina de la foto, obvio no tapando el asterisco *) Ja, ja.

Fotos de penes erectos con semen escurrido diciendo “¿quién quiere? Aquí en Taxqueña disponible una hora”

Y así podría seguir describiendo guarradas. Sin embargo, también se encuentra uno este tipo de fotos en grupos de mujeres lesbianas (obvio, las vaginas sustituyen a los penes).

Nunca he convivido en grupos heterosexuales pero me dicen que sucede exactamente lo mismo, yo pensé que se daba mucho más en la población LGBT. Esto nos arroja un resultado: No se trata de orientción ni de identidad sexual, sino de una forma de vivir, digámoslo de otro forma “nivel de consciencia, de congruencia” y con esto no quiero decir que alguien esté bien o mal por exponer sus genitales, simplemente hay gente más consciente y congruente que otra en su forma de pensar, sentir y actuar.

Todos somos muy iguales y demasiado predecibles. Todos buscamosel amor, deseamos tener una persona con quién compartir nuestra vida, alguien que se preocupe por nosotros, que nos cuide, alguien que se atreva a hacer planes a futuro y nos incluya. ¿O me equivoco?

¿Será que a determinada edad nos gana el sexo? ¿será que la cola rige nuestra existencia? ¿creemos que lo único que podemos ofrecer a los demás es el ano o el pene?

No soy mustio. A los 25 yo también fui adicto al sexo, adicto a las redes sociales de ligue, que en ese entonces eran Facepic, Dudesnude, gay.com y manhunt. Antes éramos más mustios, nunca mostrábamos fotos con cara. Enseñábamos todo, pero por partes. Los heterosexuales creo que no hacían esto pero cada que salían se acostaban con una chava o chavo distinto. Entonces no veo gran diferencia. Quizás los gays tan sólo éramos más prácticos, eso sí, todos teníamos más o menos la misma edad.

Creo que no importa tanto lo que queramos hacer creer a los demás, sino la imagen que empezamos a crearnos de nosotros mismos. Hay gente que llega al punto de pensar que si no se muestra desnuda y en posición de perrito, no tiene otra forma de llamar la atención o de provocar algo en el otro. Y también lo digo con conocimiento de causa. Trabajé 3 años en una red social LGBT en la que los desnudos estaban prohibidos y mucha gente escribía diciendo: “si aquí hay gente gay, debería estar permitido desnudarse, si no, ¿cómo vamos a despertar interés en los demás? Juro que recibía este tipo de mensajes constantemente.  ¿Qué opinan al respecto?

No escribo todo esto en plan de crítica sino de reflexión. Todos los seres humanos vivimos de una u otra forma nuestra sexualidad, considero que lo más importante es vivirla plena y responsablemente. Con el paso del tiempo, con la edad, vamos comprendiendo que hay actitudes, acciones que no son congruentes con lo que en el fondo deseamos. Queremos cosechar naranjas y nos la vivimos sembrando zanahorias, creemos que así conseguiremos naranjas rápidamente hasta que nos cansamos, nos desilucionamos, decimos que el amor no existe, que nadie quiere comprometerse, que toda la población gay es promiscua. ¡Mentira!

Ni toda la población LGBT es promiscua ni toda la heterosexual. TODOS SOMOS SERES HUMANOS experimentando nuestra propia vida y sacando conclusiones, cada uno a nuestro debido tiempo. Quizás hoy llegamos a juzgar actitudes y acciones en los demás que en nuestra juventud fueron, de una u otra forma, parte de nuestra experiencia de vida.

El dolor, la soledad, el miedo, el enojo nos llevan a actuar constantemente de maneras distintas, no quisiera decir autodestructivas, pero sí incongruentes con lo que llevamos dentro, muy en el fondo, en ese lugar al que la mayoría le huye.

Considero que la población LGBT siempre es más abierta, se expone más que la hetero como muestra de rebeldía, de cierto enojo, de rencor por la forma en la que se nos ha señalado y juzgado a lo largo de la historia. Hoy mucho menos que antes porque se ha avanzado mucho en el tema de inclusión y respeto y por lo mismo, ya existe gente no heterosexual más feliz, plena, libre que no siente la necesidad de exhibirse de la forma en que antes mencioné. Es más, le molesta que se le etiquete como “gay” por la falsa connotación generalizada que se tiene de la población, por los estereotipos que constantemente se promueven.

Es aquí cuando entre la misma población LGBT empiezan a surgir los problemas, la crítica y la misma homofobia entre todos, cuando unos juzgan a otros por expresarse de manera distinta. Pero esto no es algo “exclusivo” de la comunidad, esto es algo natural de los seres humanos. Entre los heterosexuales también hay luchas sociales, también hay elitismo y exclusión.

Por un lado algunos heterosexuales asumen que la población LGBT es lo peor y yo les pregunto: ¿En dónde quedan los ladrones, asesinos, violadores y pederastas heterosexuales?

Creo que estas características no son exclusivas de ninguna orientación ni identidad sexual. Tanto la paz como la violencia son dos caras del ser humano. Cada uno aprende a su debido tiempo en base a las experiencias de vida a las que se va enfrentando.

Resumiendo…

Existe de todo en este mundo y ninguna actitud es exclusiva de nadie. Habrá cosas con las que no comulgo de mucha gente de la población LGBT pero tampoco comulgo con muchos aspectos de la población heterosexual. También hay muchas cosas que no me gustan de mí mismo y en las que debo trabajar como cualquier persona. Creo que esto es parte del natural proceso de evolución del ser humano.

Si eres heterosexual y estás leyendo esto, te digo: “no juzgues el exhibicionismo ni la forma de vivir la sexualidad de nadie. TODOS SOMOS MUY IGUALES. Existe la industria porno, la prostitución, las sex shops y nos son exclusivas ni de heteros ni de LGBTs. Tampoco creo que tengn nada de malo. Cada uno decide cómo quiere vivir su propia vida.

Para no sonar tan “mocho” , termino diciendo: “Lo único que diferencía a cualquier ser humano de otro, es su nivel de consciencia, su nivel de congruencia”.

Es fácil juzgar cuando se ha tenido una vida relativamante fácil y cómoda, pero aún habiendo vivido las peores tragedias e injusticias, me pregunto: ¿será suficiente justificación para vivir hundidos en el dolor, el enojo, el rencor, para vivir a la defensiva buscando formas de agredir a los demás y no ser felices?

Ahora, lo que me da risa ver y que no ha cambiado con el paso del tiempo es que los hombres somos muy animales, muy predecibles, muy calientes. Los heterosexuales salen corriendo detrás de cualquier par de chichis grandes y los homosexuales salimos corriendo detrás de cualquier bulto grande debajo del cierre del pantalón. ¿Tendrá esto alguna diferencia? Creo que todo es cuestión de edades y madurez.

Una vez más, la única diferencia es la “congruencia”. Si tus acciones te llevan a un lugar feliz, pleno y tranquilo, entonces estás haciendo lo correcto para ti, pero si no sucede así, entonces no hay otra forma de conseguirlo que cambiando la forma de actuar.

Y como ya les mencioné la serie “Velvet”, les dejo un poco de ella, se las recomiendo.

Seguimos en contacto en este blog y mis redes sociales.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Me gusta compartir lo que nos hace sentir bien y vivir mejor. El buen humor es básico. Amante de los animales, los viajes, la moda, la música, la fotografía, de cuidar el cuerpo y el espíritu. Aventurero, reflexivo, romántico y jocoso. Adicto a la cibernética, las cámaras y los micrófonos. Si no me divierto, no juego. Comunicador. Corazón activista. @salvadornop

3 Responses to "La forma en que se da a conocer mucha gente gay en redes sociales"

  1. Anónimo  17 marzo, 2016 at 9:47

    Excelente artículo, y es cierto que cada quien vivimos la sexualidad de forma diversa, solo hay que respertar y respetarnos!! pienso que eso es lo importante.

    Responder
  2. Omarus  12 abril, 2016 at 19:54

    Entiendo tu punto pero parece que la han gran mayoría busca exhibirse.
    Luego le dicen a uno mojigato por no seguir con esa corriente.

    Responder

¿Cómo ves?