Juanga “nos la dejó ir” y ni cuenta nos dimos… Su trabajo terapéutico hecho canciones.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

juanga2

Siempre había un momento clímax en el que él sabía que los tenía a TODOS en sus manos, así como cuando te están metiendo la cogida de tu vida y pareces poseído. Pues él así en palenque con mujeres y hombres, casados y solteros: “sombrerudos” machines y otros también machistas…

Justo cuando los tenía entregándose a él a todo nivel, gritaba:

¿QUIÉN SE QUIERE CASAR CONMIGO?”…

Y todos, incluso “ellos” (los “hombrecitos”) gritaban con pasión: “¡YOOO!”.

Y claro, pues eso pasa cuando traes los ojos en blanco en pleno éxtasis sexual y amoroso: prometes y te prometen y eres capaz de decir que sí a casi todo (¿a quién no se le ha escapado un “te amo” en pleno orgasmo?).

El asunto es que, lo que Alberto Aguilera careció, lloró, sufrió y adoleció; Juan Gabriel lo hizo fiesta, baile, “cachondería”, jolgorio y fascinación.

Terapéuticamente siempre hablamos de que todo tiene un sentido para quien lo vive y para quienes somos testigos. ¿Cuál ha sido el sentido de su vida y obra y cuál el tuyo con respecto a eso?. Tal vez estos high lights te den pauta para reflexionar:

  • En una nación que transita a la vez por la vía de la homofobia y la apertura de consciencia, se despide una figura a la que sacerdotes en misa dicen “perdonar pecados porque hizo canciones muy bonitas”.

  • Juan Gabriel aseguró “para llegar hasta donde yo he llegado se necesita ser muy hombrecito”, según una anécdota del periodista Carlos Marín. Y sí… suena preciosa la paradoja aunque no puedo evitar pensar que Juanga también consideraba que para llegar lejos se requieren dotes exclusivos del “sexo masculino”…

  • En lo más alto de su performance en Bellas Artes en 1990 con “hasta que te conocí”, logró algo así como  “un éxtasis colectivo”: festejo, baile y todo bomba… OJO: mientras le cantaba a su propia madre: “Pero desgraciadamente era una noche como esta cuando te encontré/ Hasta que te conocí, vi la vida con dolor / Y muy tarde comprendí que no te debía amar jamás / Y es que tú fuiste muy mala, sí muy mala conmigo, ay, por eso no te quiero ver jamás”… Eso, eso es trabajar con tu dolor, transitarlo, morir algo de ti en él, renacer y luego, con ello contarte una historia y volverla una pieza que puedas re contar cuantas veces te dé la gana, incluso para animar a la gente en un show.

  • Demostró sin que muchos se dieran cuenta, que en el terreno de la mente y la emoción todos somos iguales y que la diversidad radica en cómo nos manifestamos, ¿por qué? simple: una canción dedicada a su pareja homosexual fue adoptada por mamacitas bugas y la que realmente era para su progenitora la agarraron por parejo géneros con diversas orientaciones para vivir sus duelos amorosos.

¿Alguna otra cosita?… No es atribuirle súper dotes, es que me sorprende el tremendo ejemplo de matices y cómo se “meneaba” jota y sabiamente entre sus diferentes facetas para atravesar sus crisis, estar y ser mejor y encima de todo… Inspirarnos y poner en evidencia la hipocresía de muchos.

Juanga, todo un rey de los TONES.

#LoQueSeVeNoSeJuzga #JuangaPorSiempre

Soy Jaime y soy terapeuta. Recuerden que el miedo a transparentarnos, nos paraliza. ¡Arriba la diversidad!

Consultorio en Condesa CDMX.

Facebook: @TerapiaLibre

Twitter: @TerapiaLibre

Instagram: Jaime.enjoys

Mi página: www.loquemehabita.com

Correo: terapialibremx@gmail.com

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Soy terapeuta enfocado en aspectos emocionales, de conciencia, pensamiento y cómo todo esto se relaciona con nuestras experiencias de vida en general... También doy terapias relajantes. Como de muy chavo también estudié comunicación y periodismo, pues tengo mi parte creativa y analítica que a veces me hace sentir que sé de todo (aunque sí procuro estar informado).

Trabajé en producción de TV

Desde hace más de una década vivo pleno y me dedico a la consulta privada en la Condesa CDMX y no paro de especializarme en diferentes métodos terapéuticos.

En lo social, tengo una fascinación por observar cómo a la gente cuando le queda un saco, se lo pone. En mi consultorio, mi deleite es contemplar cómo trascienden al bienestar.

Amo la diversidad, amo los diferentes puntos de vista, pero también me gusta ver a la mayoría feliz… Recuerden, me llamo Jaime, tengo 36 años.

Mi página web: encuentroterapeutico.com.mx
Facebook: Encuentro Terapéutico Jaime Lugo
Twitter: @Jaimeterapia
Instagram: Jaime.enjoys

¿Cómo ves?