Haz tu vida más practica. Algunos tips para aprender a decir “no”.

Etiquetas: , , ,

ojos-lindos

Esta palabra tan difícil de decir y a la vez tan corta, podría ahorrarnos tantos problemas…

A veces terminamos en momentos de vida donde realmente no deseamos estar pero por miedo a que la gente que nos rodea se sienta “ofendida” o “agredida” cedemos a muchas situaciones, y esto nos puede pasar en varios aspectos como por ejemplo en el trabajo; cuando tu jefe te pide quedarte tiempo extra, que contestamos a eso, generalmente que sí, aunque tengamos un evento al cual sea relevante llegar, o algo más importante que lo que estamos realizando en ese momento.

En una relación de pareja o amistad, nos da pánico decir que “no” por miedo a que el otro piense que el amor no es lo suficientemente grande para ceder, y hay que tener muy claro, “amar no es ceder a todo lo que nos pidan”. Creo que esto es algo que nos han enseñado desde pequeños, a ser corteses, pero; díganme ustedes ¿Dónde dice que el negarse es sinónimo de una mala educación?. No hagamos nada que pueda comprometer nuestra dignidad por darle gusto a otros.

A continuación me gustaría dejar algunos consejos que pueden sonar un poco burdos, pero de verdad, hay personas que no sabemos negarnos ante los deseos de los demás, así que creo que no estará de más darles una checadita:

 

  • Primero analicemos la propuesta, ¿Qué tanto nos gusta? Ahora ya hiciste una evaluación y consideraste que no te sientes cómodo asistiendo, o cediendo ante esta propuesta que se ha vuelto una imposición en ese momento. Ok, ubicaste que es algo que no te gusta, pero no sabes como negarte (entonces este mini manual es para ti) vamos al siguiente paso.
  • Sabemos que existen muchas personas que son sumamente “sentidas” por decirlo de algún modo, por ejemplo; siempre estará el amigo que si le dices que no a un plan genial en su modo de ver el mundo, esté podrá llegar a pensar que ya no serás a fin en las siguientes “aventuras”. Si eres una persona con más tacto y no quieres hacer sentir mal a nadie, analiza la personalidad y la forma en la que le dirás que “no”.
  • Retomemos el punto anterior, si no quieres hacerlo sentir mal, puedes decir que “no” desde un comienzo, esto es lo que yo recomiendo, no le des vueltas al asunto tratando de que ellos rompan la invitación, imponte con tu negativa y solo si crees que es indispensable, justifícalo. Y con esto no quiero decir que te excuses, simplemente que expliques el por qué no quieres hacer determinada acción.
  • Este punto para mi es muy importante; ubiquemos que hay personas que merecen la justificación y otras que no la merecen en lo absoluto. Esto dependerá del estima que le tengas al que se encuentra en la mira de nuestro rechazo.
  • Si te sientes culpable por haberte negado a la ”invitación incomoda”, has una introspectiva, y pregúntate ¿Porqué me siento mal? Verás que lo único que te hizo sentir mal fue la respuesta del contrario o la reacción. Pero no estés haciendo nada malo, solo lo que a ti te place.

 

Señores dejemos de vivir para dar placer al mundo, ubiquemos que el mundo nunca se sentirá satisfecho ni con todos los “sí” que podamos dar durante el resto de nuestra vida.
No tenemos responsabilidad con nadie si no nos sentimos felices y cómodos con nosotros mismos, que no nos de pena decir, “NO”, “no quiero salir contigo porque quiero estar acostado todo el día en mi casa”, ¿que puede pasar?, que nos digan que somos unos “huevones”?  ¿Y?  Dejemos de esperar la aceptación ajena, quien nos quiera lo hará con todo y nuestras negativas , de la misma forma nosotros debemos respetar el humor y los deseos del otro.  Una cosa es ceder de vez en cuando y otra querer sostener una relación forzada que tarde o temprano fracasará.

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

 

Acerca de 

Hola! Soy Juan José Ornelas (Jujo para ustedes, los amigos)

Soy "veintisiempre" por convicción y alma vieja de corazón. Psicólogo y Mercadólogo con Maestría en Administración de Negocios y Especialidad en Recursos Humanos.

Amante del comportamiento humano; especialmente me he dedicado a tratar de entender: el por qué nos menospreciamos y mantenemos presentes más los defectos muy por delante de las virtudes.

Imparto cursos para mejorar el autoestima, enfocándome principalmente en sacar a las personas de su "zona de confort". Lucho para que dejemos de vivir de manera "promedio" por miedo a conocer cosas nuevas.

Escritor de novelas en mis tiempos libres, amante del estudio, de la música, de un buen libro y de la buena compañía.

Creo fielmente que sólo se vive una vez y en presente, así que me dedico a marcar una diferencia en mi existencia.

¿Cómo ves?