¿Has llegado a confundir una gran amistad con amor?

Etiquetas: , , ,

is339007

Estas últimas semanas te he estado hablando de varias circunstancias que pasan en las relaciones de pareja; soltería, rupturas y el cómo seguir después de una relación significante. Sin embargo hay un tipo de relación que si bien puede parecerse a una dinámica de noviazgo, suele ser en la mayoría de los casos mucho más profunda y duradera. Te hablo de la amistad honesta.

Los seres humanos, como ya se ha mencionado antes, tenemos la necesidad de vincularnos con nuestro entorno. Sin embargo hay ocasiones en las que sin un motivo aparente logramos vincularnos de forma profunda con alguien. Me explico, hay casos que al momento de conocer a una persona logramos tal identificación con ella que nos da la sensación de “conocerla de toda la vida”. Esto se debe a que nuestras características de personalidad empatan con las del otro. Lo que permite que se coincida en formas de pensar y en perspectivas frente a diversas situaciones de la vida. Esto a diferencia de un “crush”, suele tener como característica el que no existe una atracción erótica ni física, pero sí existe una conexión con la profundidad de la personalidad del otro. Asimismo, la orientación sexual de ambos no es algo que impacte o determine su funcionamiento. Por ello nuestra “persona” es aquella con la que podemos mostrarnos tal cual somos, mostramos nuestros miedos, deseos y todo aquello que no se suele dejar ver al resto de amigos. La palabra que podría definirlo sería fraternidad. Una dinámica muy parecida a la de los hermanos, pero con más confianza aún.

is339070

“Nuestra “persona” es aquella con la que podemos mostrarnos tal cual somos.”

Este tipo de amistades suelen ser reconfortantes, pues al ser personas con elementos de personalidad parecidos, suelen generar un ambiente de mucha confianza. De este modo, se busca pasar más tiempo con la persona, y compartir experiencias gratificantes. Incluso, la confianza que se genera propicia que exista una conexión mucho más profunda, por lo que es muy probable que logren conocer detalles del otro que el resto de las personas no identifican. De ahí que la dinámica parezca un noviazgo frente a los ojos de los otros, pues llegan a desarrollar un lenguaje personal y un nivel de entendimiento profundo. Suelen preocuparse francamente por el bienestar de ambos. Se cuidan y se guían en las decisiones y eventos que se les presentan. Del mismo modo que las parejas, suelen desarrollar su propia dinámica, es decir, pueden ser de las personas que estén todo el tiempo juntos o bien pueden utilizar los medios digitales para estar en contacto sin necesidad de tener encuentros en vivo. Lo fundamental para este tipo de amistades es la calidad de la comunicación y el soporte que se da en situaciones complejas.

También, suelen ser un respaldo importante para afrontar situaciones afectivas difíciles. Por ello, en varias ocasiones pueden llegar a ser igual de importantes que la pareja. El respaldo, comprensión y compañía que brindan son los elementos que los mantienen unidos. Algo que caracteriza también a estas relaciones es que además de que los rasgos de personalidad de ambos son casi idénticos, las diferencias entre ellos solo enriquecen la dinámica y la perspectiva de ambos. Por lo que también, las diferencias colaboran en unir aún más a ambas personas.

is339026

“No necesariamente tienen que tener “muchos años” para poder tener una conexión de este tipo.”

Si bien, estas dinámicas suelen ser muy firmes y duraderas, también se pueden enfrentar a complicaciones como el señalamiento e inconformidad de otras personas, la falta de tiempo para estar en contacto y otras tantas situaciones. Sin embargo, la confianza entre ambos miembros, puede colaborar a la adaptación de una nueva dinámica. Finalmente es importante mencionar que estas amistades no necesariamente necesitan de “muchos años” para poder tener una conexión de este tipo. No obstante es más probable observarlo en personas que son más sensibles, hacen un buen manejo de su afectividad y que tienen un mejor nivel de compromiso y determinación.

Hay que recordar que la pareja no es la única fuente de plenitud social y afectiva, por ello prestar atención a los amigos que tenemos puede ser útil para encontrar a nuestra “persona”.

Y tú ¿ tienes a tu “persona”?, ¿Has tenido una conexión así con alguien? Cuéntamelo en los comentarios y sígueme en @PSicFco.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe. Sígueme en @PsicFco

¿Cómo ves?