Esto te dará valor para enfrentar los cambios inevitables

Etiquetas:

Yoga al aire libre

El tiempo pasa y todo cambia, nosotros cambiamos también y nos volvemos artistas de la vida creando nuevas formas, posibilidades y escenarios. En realidad, así debería de ser, pero somos las únicas criaturas vivientes que se resisten al cambio, que se paralizan de miedo cuando su corazón les dice que es momento de cambiar el rumbo.

Primavera, verano, otoño e invierno. La tierra en la que vivimos se transforma constantemente para poder seguir generando vida, para poder pintar diferentes paisajes cada año y con ellos permitirnos escribir nuevas historias con nueva tinta, nuevos colores impregnados de sentimientos y emociones que nos vuelven más humanos, más libres, que nos permiten comprender de mejor manera lo que hemos venido a hacer en este mundo: “vivir cada quién nuestra propia vida”. Cada uno de nosotros con aprendizajes distintos pero cada uno con la posibilidad de una felicidad diferente siempre que escuchemos la voz del corazón, siempre que nos dejemos guiar por nuestra pasión, intuición, por nuestras ilusiones, siempre que consigamos levantarnos cada mañana con una sonrisa y energía suficiente para conquistar un día más de nuestra propia historia.

Vivir sin miedo es vivir conectados a La Fuente Inagotable de Felicidad, es vivir atentos a la grandeza de la vida en cada momento, es saber que todo es posible cuando vivimos en paz. Porque uno decide por dentro pero La Paz Interior es la tierra fértil para que el Universo logre sembrar en nosotros la semilla de nuestros anhelos.
A veces respiro profundo y logro exhalar conscientemente, exhalo todo lo que ya no se siente natural en mi, exhalo para poder avanzar, para no sofocarme, exhalo para poder volver a inhalar con más fuerza el aire nuevo. Entonces el pecho, el corazón se abre, la mente se limpia y todo huele a tierra mojada, cada paso se siente más firme y seguro como al caminar descalzos sobre la tierra, sobre el pasto.
Hay tantas formas para lograr nuestra re-conexión, para poder fluir y avanzar. Diez años de dar clases de yoga se quedaron grabados en mi afortunadamente. Cuando el ritmo de la vida me desconecta, me llena de miedo y estrés, cuando me paraliza y de pronto me siento perdido al grado de no reconocerme más, entonces la vida comienza a hablarme y si no escucho, ella provoca un ALTO FORZOSO, y en esa pausa vuelvo a escuchar la voz de adentro, vuelvo a respirar profundo, despacio y conscientemente. Vuelvo a bailar mi Yoga Personal: sentir el ritmo de la vida en mí y fluir, danzar con él celebrándolo con mi propia música.

Ya casi termina el 2015, un año lleno de regalos para mí pero también de pruebas, de retos. Fue un año en el que todo se conjugó de cierta forma para poder llegar al día de hoy, a esta tranquila mañana de domingo sentado en mi cama, con las ventanas abiertas sintiendo el aire fresco que mueve las plantas, los árboles y me mueve también a mí recordándome que nada permanece siempre de la misma forma y que este es el regalo que todos tenemos para seguir creando vida nueva, para poder seguir dándole forma nuestros sueños que cambian conforme vamos cambiando nosotros.
Imagínate en un campo grande y si te es posible, búscalo, corre hacia él, quédate descalzo y siente tu nueva vida en la planta de los pies. Deja que suba poco a poco como una energía fresca por tu cuerpo recorriendo célula por célula y mientras tanto, respira, respira profundo, exhala todo el dolor, la negatividad que quede en ti y después, sonríe. Siente la tierra también con tus manos y después recuéstate con la tranquilidad de saber que todo lo nuevo que llevas dentro comenzará a ver la luz, a florecer en ti y para todos. Porque el Universo está esperando que avances hacia tu nueva vida, porque la vida de todos está conectada y tus decisiones servirán para crear la tierra fértil de otros.
Felicidades por tu nuevo paisaje, porque has dejado el pasado atrás y porque vivirás únicamente en el presente, en ese espacio en ti en donde habitan tu sonrisa pura y tu ilusión intacta y fuerte. Ese lugar que debes cuidar y regar, al que debes regalarle tiempo y espacio cada día para poder verlo crecer y tomar forma.
Desnúdate de todo, desnúdate de ti y vuelve a nacer. ¡Felicidades! Agradece que todo depende de ti.
Salvador Núñez.

Seguimos en caontacto en este blog y mis redes sociales. 😉

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Me gusta compartir lo que nos hace sentir bien y vivir mejor. El buen humor es básico. Amante de los animales, los viajes, la moda, la música, la fotografía, de cuidar el cuerpo y el espíritu. Aventurero, reflexivo, romántico y jocoso. Adicto a la cibernética, las cámaras y los micrófonos. Si no me divierto, no juego. Comunicador. Corazón activista. @salvadornop

¿Cómo ves?