¿Estás en el lugar que siempre deseaste? Retoma tu propio rumbo.

Etiquetas: , ,

encuentra-tu-camino

Como lo dice el título, me gustaría que te hicieras esta pregunta un poco trillada para comenzar: ¿Estás en el lugar en el que siempre deseaste?

¿Recuerdas cuando eras niño e imaginas sitios mágicos a donde querías llegar? Algunos niños jugaban a ser maestros, superhéroes, bomberos, astronautas y más. Muchos de esos sueños parecían imposibles, pero te tengo una noticia, hay personas que llegaron a la luna ¿y tú? -momento solemne donde nos quedamos pensando si estamos en ese lugar el cuál nos pusimos como objetivo desde niños-.

Si no me equivoco, casi todos tenemos un sueño o varios de ellos, pero muchos vamos perdiendo ese ímpetu o ganas de vivir, muchos lo interpretan como “madurez”, otros quizás como amargura, yo le llamaría “pérdida de visión”. Hagamos una recapitulación de nuestra vida como adultos y veamos el panorama que nos rodea: ¿Tú crees que si fueras niño estarías conforme con el lugar en que te encuentras en este momento?

Es un poco lamentable ver cómo vamos perdiendo la alegría por la vida, no siempre y no en todos los casos, pero pasa. Los TONES  (30-tones, 40-tones, 50-tones…) deben tener mucho cuidado con esto. Le damos prioridad a cosas que en nuestra infancia no eran tan importantes como lo son ahora. Por ejemplo, muchos dirán: ”El dinero es necesario para vivir”; yo también soy de esa idea y facilita mucho la existencia, pero también creo que no lo es todo. Hay gente que se deja guiar por este “complemento” en la vida (dinero). Lo llamo “complemento” porque eso es, sólo un fragmento del gran rompecabezas que vamos construyendo. Hay muchísimas cosas más que no disfrutamos por tratar de conseguir ese bien tan deseado, porque pensamos que eso nos llenará de felicidad. Por experiencia propia, te puedo compartir que me he encontrado con personas que son sumamente ricas viviendo miserablemente. ¡Qué irónico! ¿Dónde quedaron todas esas ganas de vivir y toda esa alegría por la vida, donde un simple juego nos hacía felices?

Ahora que somos adultos ya nada nos satisface, y podemos abarcar varios temas al respecto. Por ejemplo, ¿estás con la pareja que siempre soñaste? Si la respuesta es un sí, ¡felicidades!, pero si la respuesta es negativa, jamás es bueno conformarse con lo que hay o con lo que queda. ¿Dónde dice que esto debe ser así? Hasta donde recuerdo, no tenemos estipulados parámetros de ninguna índole, a menos que nuestra decisión dañe a un tercero, pero hasta ese entonces tenemos la facultad de colocarnos en el nivel de vida que queramos. Ahora, ¿qué buscas en una pareja? ¿qué estás dispuesto a dar?

Yo creo que todos en algún momento hemos recordado nuestras metas y sueños iniciales, ya sea al ver un video, al escuchar una canción, al experimentar emociones y sentimientos que se nos habían olvidado. ¡Por favor, señores, no pierdan las ganas de vivir! Siempre hay que tener un fundamento de existencia que vaya mas allá de la simple banalidad. Quien vive desde el corazón, conserva al niño interno y un niño siempre está lleno de ilusiones, sueños y mantiene viva su capacidad de sorpresa.

Recordemos el primer amor, ¿Cómo fue tu primer amor? ¡Mágico! ¿Recuerdas ese sentimiento que no se ha vuelto a repetir y que vas perdiendo porque vas “madurando”? No confundamos, esa no es madurez, es amargura. Quizás no has vuelto a sentir lo mismo por miedo a que te lastimen, has creado una especie de “coraza blindada” lo cual no te ayuda a encontrar esos sueños que perdiste. Si sigues cerrándote a las oportunidades, es muy probable que te mantengas en el mismo ritmo de vida.  Mantenerse en un mismo lugar, en la rutina, mata el alma.

Aprende cosas nuevas, pero no dejes de ser quien sueñas, sé más precavido, pero no temas al mundo; recuerda que somos seres con vida y debemos mantenernos en constante movimiento y cambio para que nuestra existencia valga la pena. Dicen por ahí que lo único que te llevas a la tumba son vivencias.

Ahora, como en el artículo pasado, quiero que hagas un ejercicio, pero éste va a ser diferente: pregúntate qué tan cerca estás de donde soñaste y si no estás en ese lugar, intenta detectar el por qué, identifica todo lo que te alejó de ello; una vez detectado, podrás eliminarlo o cambiarlo y estar cada vez más cerca del comienzo, donde todo debía de ser perfecto a tu manera de ser. Entiende que la perfección varía de persona a persona, no te dejes llevar por estereotipos o juicios ajenos, el único juicio importante es el propio y ya de ahí determinarás qué otras opiniones resultan relevantes. Nunca esperes el momento correcto para comenzar algo, ese momento correcto o perfecto se da únicamente cuando decidas actuar.

¡Nos leemos en la próxima!

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Hola! Soy Juan José Ornelas (Jujo para ustedes, los amigos)

Soy "veintisiempre" por convicción y alma vieja de corazón. Psicólogo y Mercadólogo con Maestría en Administración de Negocios y Especialidad en Recursos Humanos.

Amante del comportamiento humano; especialmente me he dedicado a tratar de entender: el por qué nos menospreciamos y mantenemos presentes más los defectos muy por delante de las virtudes.

Imparto cursos para mejorar el autoestima, enfocándome principalmente en sacar a las personas de su "zona de confort". Lucho para que dejemos de vivir de manera "promedio" por miedo a conocer cosas nuevas.

Escritor de novelas en mis tiempos libres, amante del estudio, de la música, de un buen libro y de la buena compañía.

Creo fielmente que sólo se vive una vez y en presente, así que me dedico a marcar una diferencia en mi existencia.

¿Cómo ves?