¿El poder de tu firma? El crédito. ¿Aliado o enemigo?

-

Etiquetas: , , ,

TDC

En las últimas semanas he hecho mucho hincapié sobre la abundancia, la prosperidad y la inteligencia financiera. Pero seguramente antes de dar ese paso, muchos se detienen a analizar que están metidos en problemas aún más fuertes con un importante instrumento bancario llamado crédito. Hablar de él resulta en la mayoría de las veces complicado, agobiante y hasta penoso; pero precisamente de eso se trata, de cambiar el pensamiento y ver al crédito como un aliado en tu proceso de crecimiento financiero, y no como el verdugo que te robe el sueño.

La gran diferencia para ser amigo o enemigo del crédito se llama buena administración. El sano manejo del presupuesto es tu responsabilidad.

La esencia del cumplimiento de tus metas financieras es la disciplina administrativa. Las finanzas de quienes no la tienen están dirigidas por los gustos, antojos o necesidades del momento; rigen sus gastos por lo que creen necesitar en el preciso momento en que pasan frente a un producto. No tienen un presupuesto semanal o mensual que administre el gasto. Muchas personas admiten que nunca hacen listas de comprar para el supermercado; casi nadie lleva consigo una calculadora para ir sumando lo que se compra. Si tienes esa indisciplina, lo primero que te aconsejo es no ir al supermercado con hambre, ya que esto hace que compres todo lo que se te antoja.

En el mundo de hoy los bancos están deseosos de que aceptes una nueva tarjeta de crédito. Lo más fácil en la vida es tener una tarjeta de estas y disponer de altas líneas de crédito. ¿A quién no le han llamado del banco ofreciendo una tarjeta de crédito o un préstamo personal?

Hacernos creer que tenemos un respaldo con el crédito, ese es su objetivo. Ellos aprovechan el dinero de “otros” para hacerse millonarios. ¿Quiénes son esos “otros”? Los clientes del crédito, pero no cualquier cliente, sino los malos clientes (que al final son los que más pagan intereses…resultado: más dinero para el banco).

Los bancos otorgan estos créditos a diestra y siniestra: por teléfono o internet, en tiendas departamentales, cajeros automáticos, en las recientes apps bancarias y hasta en la calle. A ellos les interesa que uses su dinero, porque al hacerlo te cobrarán esa tasa de interés. Recalco que es “su dinero”, por lo que es trascendente que entendamos que el crédito ¡no es una extensión de nuestro ingreso! (30% de la población toma en cuenta sus líneas de crédito como parte de su ingreso o liquidez)

final-tarjetas-p34

Desde hace años los medios de comunicación nos han inculcado que todo lo puedes hacer “con el poder de tu firma”, una eficaz campaña publicitaria orientada al ego y a la autoestima del ser humano: ¡el poder en tus manos! Las tarjetas de crédito van directo al corazón, a que tú te sientas importante (recuerda esas veces cuando sacas tu tarjeta dorada o platino en una cena con amigos o con tu ligue). La publicidad apela a factores emocionales. Si no fuera así, con dos tarjetas resolvería su necesidad de crédito para las compras de su hogar, no hacen falta más.

Una razón financiera sana es que no pagues más de 1/3 parte de tu ingreso en la suma de todos tus créditos (llámense tarjetas, de auto, de nómina, hipotecarios), si no vas a estar sobreendeudado y trabajando para un banco, no para ti. Como dato cultural, en México un usuario promedio tiene 4 tarjetas de crédito, de las cuales 2 están en estado de impago o morosidad y con mala calificación en el Buró de Crédito.

Un buen número de personas no llevan un control del gasto de sus tarjetas, y si a esto le adicionamos el desconocimiento del mismo crédito (tasas de interés, comisiones, anualidades, penalizaciones, impuestos, costo anual total CAT, fecha de corte, fecha de pago, etc), así como la falta de administración…este coctel es suficiente para crear un Titanic financiero y HUNDIRLO.

Uno de los hábitos de consumo perniciosos son las “deudas malas”. Estas son aquellas donde adquieres bienes que no necesitas, como la pantalla de 75″, el celular de moda, o el auto nuevo cuando ya tenías uno (y se depreció en un 30%). El 75% de los millonarios en el mundo, según la revista Forbes, declaran que la forma natural para construir riqueza es mantenerse libre de deudas malas. Ninguno de ellos declaró que se hizo millonario gracias a los puntos que le regalan en las tarjetas de crédito. Los millonarios viven gastando menos de lo que ganan, pagando en efectivo y liquidando el saldo total de sus tarjetas mes tras mes. Jamás pagan el mínimo, y no creo que esto sea una tarea imposible para nadie. Procura pagar al menos el doble y revisar tus estados de cuenta.

La imposibilidad está en cómo eliminar las deudas que hoy tenemos, producto de nuestra indisciplina y del desconocimiento. No creas en las mentiras de aquellos que quieren enriquecerse a costa de tu trabajo… o terminarás en la pobreza lleno de deudas. Debes de manejar el flujo de efectivo tal como los grandes empresarios, considerando que el cashflow es la sangre que alimenta todo el aparato financiero. Mantener este balance de manera inteligente entre ingresos y egresos es el secreto. Dirige tu vida financiera teniendo un control estricto de egresos y no endeudándote irracionalmente.

La siguiente semana te daré más información y consejos sobre cómo hacerte aliado del crédito, y si ya es tu enemigo, cómo limar asperezas y reconciliarte con él.

¿Quieres saber más? ¿Te gustaría lograr más con tu dinero? Acércate a un profesional. Asesorarte y apoyarte será un placer.

@chachoreyes

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Soy José Antonio Reyes León, aunque todo el mundo me conoce como Chacho. Tengo 30 años, sagitario, el más chico de tres hermanos,de familia "tradicionalista conservadora", abiertamente gay, soltero. Leer, cine, teatro, danza y cultura mis hobbies. Una buena comida y una copa con la gente que quiero es mi mejor momento. Viajar a donde sea al menos una vez cada dos meses, mi vicio. Comediante de medio tiempo, dicharachero, alburero y bailador.
Profesionalmente, Actuario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde llevo 9 años como docente. También en el ITESM y he colaborado en el ITAM. Maestría en Mercadotecnia, también por la UNAM.
De carrera profesional, primero EY (consultoría actuarial), después Codere (mercadotecnia para casinos, Yak, Caliente e Hipódromo) y por último Microsoft (subdirección comercial).
Cansado de los grandes corporativos, hoy trabajo por mi cuenta (PI-Solutions) como asesor financiero personal (especialista en diseño de soluciones financieras) y como consultor en riesgos para empresas.

Mis redes sociales:

- Facebook: facebook.com/chachito.reyes
- Twitter: @chachoreyes
- Instagram: chachoreyes

¿Cómo ves?