¿Dependes sólo de tu empleo? Cambia el plan y obtén múltiples fuentes de ingresos

Etiquetas: ,

emprende

“No dejes que las opiniones del hombre promedio te influyan. Sueña y este pensará que estás loco. Ten éxito y este pensará que tienes suerte. Vuélvete rico y pensará que eres ambicioso. No pongas atención, él simplemente no entiende” . Robert G. Allen

En esta ocasión te escribo desde mi experiencia personal. A los 27 años comencé a planear mi estrategia de salida para dejar una carrera lucrativa y “exitosa” como Actuario y convertirme en emprendedor y perseguir mi pasión: comunicar estrategias a las gente para maximizar su potencial financiero y hacer transformaciones significativas en sus vidas económicas.

Desde mis primeros años como empleado comencé mi primer negocio – y mi primera fuente adicional de ingresos – sirviendo como asesor en riesgos para micros y pequeñas empresas. Asimismo, en los pasados nueve años, me he desarrollado como académico de varias instituciones de nivel superior.

Gracias a ello he podido descubrir y redactar los siguientes consejos que hoy felizmente te comparto, con los que he podido añadir varias fuentes adicionales de ingresos. Éstas involucran dar coaching financiero, asesoría en riesgos empresariales, académico, cursos de múltiples temas, pláticas, peritajes actuariales, etc.

Actualmente se ha convertido en una necesidad tener una fuente de ingresos extra.  La diversificación de tu flujo de ingresos es importante para protegerte a ti y a tu familia de los inevitables altibajos de los ciclos económicos e industriales. Más ahora que todo apunta a que empecemos a observar una recesión económica y una depreciación de la moneda que nos lleve a reducción en el consumo y la inversión, y por consiguiente, incrementos en las tasas de desempleo.

Estas fuentes adicionales pueden ser activas, pasivas o una combinación de las dos. Algunas te pagarán por hacer algo que amas (activas), y otras te darán ingresos sin que tengas que hacer mucho (pasivas). Considera diversificar estas ganancias (es decir, no poner todos los huevos en una sola canasta) y entrar en diferentes industrias para protegerte de las pérdidas por cambios en el mercado y que te beneficies de las mejoras en otros. En épocas de crisis, donde muchos ven un riesgo de pérdida, otros ven una oportunidad.

Este realmente es el secreto de los que se vuelven ricos y se mantienen así, pero desafortunadamente muchos no lo hacen. Así que toma nota de los siguientes consejos:

    1. Establece tu seguridad financiera. Esta idea no es muy sexy, pero es imperativa: no enfoques tu tiempo y energía en pensar en otra fuente de ingresos hasta que la primera esté establecida. No renuncies a tu empleo con el fin de emprender sin tener un “colchón” preparado. Ya sea que tengas un trabajo de día o tu propia empresa, enfócate en asegurar un primer ingreso mensual que solventará al menos tus gastos fijos antes de seguir otros pasos (como mi caso, las clases en universidades cubren este rubro)

 

  1. Clarifica tu valor único: Todas las personas en este planeta tienen habilidades, experiencias y valores únicos que ofrecer y son compensadas por eso. Haz un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) personal para que descubras los productos o las soluciones que puedes ofrecerle a los demás para que te paguen por ello. Recuerda, lo que puede ser conocimiento común para ti no lo es para todos. Mucha gente podría preferir irse contigo (y tu estilo) antes que irse con alguien más que ofrece un valor similar.

El empaque también puede diferenciar tu valor. Cuando decidí a empezar a asesorar financieramente a mis clientes, tuve que superar mi inseguridad de que a mucha gente no le interesan las finanzas personales. ¿Habría un mercado interesado en mis servicios? La mayoría de mis clientes me han dicho que este coaching había cambiado sus vidas por la forma sencilla y clara en la que les presenté la información, ya que se centra en cómo mejorar significativamente esa área de sus vidas simplemente alterando la forma en la que pensaban sobre el dinero.

El conocimiento es algo que puede aumentar muy rápido. Una razón por la que la gente tiene éxito es porque posee conocimientos que otros no tienen. Le pagas a tu abogado o a tu doctor debido al conocimiento y habilidades de las que careces. Por eso te recomiendo que aprendas más sobre un área en específico y al mismo tiempo aumentarás el valor que los otros pagarán por ti.

  1. Identifica tu mercado: Basado en el valor que puedes darle a otros o los problemas que vas a ayudar a resolver ¿quién pagaría por el valor o solución que puedes proveer?

Es importante que sepas a quién te vas a dirigir. Procura hacer una segmentación de mercado, partiendo de definir y preguntarte “¿con quién me gustaría hacer negocios?” Porque seamos sinceros, no cualquiera puede ser tu cliente ni tampoco cualquiera necesita tus servicios. Con ello, enfocarás tu tiempo y recursos en gente que sí te genere ingresos.

    1. Construye una comunidad: un punto de inflexión en mi vida financiera llegó cuando hice caso a las palabras de mis padres cuando me dijeron “a ver si tanta fiesta y tanto desmadre con tus amigos te sirven algún día”… ¡y sí! No me gusta pensar en mi comunidad de amigos y conocidos como una lista de nombres sin importancia, sino como un grupo de individuos con sueños y metas. Ellos fueron mi principal trampolín a aventurarme a nuevos mercados

 

    1. Pregúntale a tu comunidad cuáles son sus deseos: Puedes adivinar o asumir lo que la gente desea o necesita, invertir valioso tiempo en crearlo y esperar a que tu idea sea la correcta. Pero recuerda, la esperanza raramente es la mejor estrategia. Puedes enviar un email con una encuesta preguntando qué es lo que quieren o necesitan ayuda. Créeme, todos necesitamos el servicio y el conocimiento de alguien más. Haz preguntas abiertas para realizar una lluvia de ideas y ofrece múltiples opciones si ya has pensado sobre lo que puedes proveer

 

    1. Crea una solución: después de que te digan qué desean, tendrás una oportunidad dorada de ponerte a trabajar y crearlo. Aquí ya llega el gran momento de sacar todo el talento que tienes y diseñar desde un producto digital o físico, hasta un servicio (niñera, consultoría, coaching, entrenamiento, etc.). No te enfoques en ser el mejor, enfócate en ofrecer algo distinto que cubra las necesidades. Otra vez pongo a ejemplo a Uber, el transporte era la necesidad que tal vez los taxis comunes satisfacían, pero el éxito radica en ofrecer un servicio muy diferente
    2. Planea el lanzamiento: Apple tiene una forma única de dar a conocer sus productos. La empresa no sólo lanza el producto en sus tiendas o en su sitio web, sino que lo convierte en todo un evento. Crea con anticipación mucha expectativa, tanto que la gente está dispuesta a acampar frente a las tiendas durante semanas para ser los primeros

 

  1. Encuentra un mentor: la mejor forma de cortar la curva de aprendizaje y alcanzar un resultado en específico es encontrar a gente que ya haya alcanzado lo que quieres. En lugar de tratar de descubrir todo solo, encuentra a alguien que esté en el lugar que tú quieres estar, descubre cómo lo hizo, modela su comportamiento y hazlo tuyo. Si encontrar un mentor se te complica porque tal vez no conozcas quien te inspire, también podrías contratar un coach, leer un libro o consultar artículos de un experto

 

Espero que estos consejos sean de tu agrado. Te recomiendo que programes cierto tiempo para implementar estos pasos, uno a la vez y en meses podrás estar disfrutando de los beneficios, las ventajas, la seguridad y la libertad financiera que viene de tener varias fuentes de ingresos…¡Y NO SÓLO DE TU EMPLEO!

¿Quieres saber más? ¿Quieres lograr más con tu dinero? Acércate conmigo, apoyarte y asesorarte será un placer.

@chachoreyes

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

Acerca de 

Soy José Antonio Reyes León, aunque todo el mundo me conoce como Chacho. Tengo 30 años, sagitario, el más chico de tres hermanos,de familia "tradicionalista conservadora", abiertamente gay, soltero. Leer, cine, teatro, danza y cultura mis hobbies. Una buena comida y una copa con la gente que quiero es mi mejor momento. Viajar a donde sea al menos una vez cada dos meses, mi vicio. Comediante de medio tiempo, dicharachero, alburero y bailador.
Profesionalmente, Actuario de la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde llevo 9 años como docente. También en el ITESM y he colaborado en el ITAM. Maestría en Mercadotecnia, también por la UNAM.
De carrera profesional, primero EY (consultoría actuarial), después Codere (mercadotecnia para casinos, Yak, Caliente e Hipódromo) y por último Microsoft (subdirección comercial).
Cansado de los grandes corporativos, hoy trabajo por mi cuenta (PI-Solutions) como asesor financiero personal (especialista en diseño de soluciones financieras) y como consultor en riesgos para empresas.

Mis redes sociales:

- Facebook: facebook.com/chachito.reyes
- Twitter: @chachoreyes
- Instagram: chachoreyes

¿Cómo ves?