¿Cómo identificar una mala decisión?¿Crees que has arruinado tu vida para siempre?

Etiquetas: , , , ,

peinados-hombre-pelo-corto-undercut-hipster-a-600x600

¿Te ha sucedido? Que piensas que destruiste tu vida por una “mala decisión”, de esas decisiones que  desarman tu futuro, en el cual  tú creías ya haber forjado cierta dirección, con objetivos definidos y sin ninguna opción a una modificación?

Se llega a  considerar muy importante ese momento cuando empezamos a tomar decisiones de manera independiente. Muchas veces lo podemos hacer sin la madurez necesaria, aunque nos encontremos en una etapa de nuestra vida donde quizás sintamos que ya contamos con todo el conocimiento para no equivocarnos o tomar la mejor opción dentro de todas la que se nos están presentando.

El nivel de dificultad a veces es muy grande y puede que una decisión mal tomada nos lleve por un camino de malos sucesos, ¿cómo vamos a identificar una decisión que no sea positiva para nuestra vida?

Me gustaría dejar algunos tips, para identificar malas decisiones; pero antes de esto quiero hacer hincapié,  como lo dije en alguno de los artículos pasados, en que una mala decisión no necesariamente es un fracaso como tal en nuestra vida, éste puede convertirse en una gran razón para realizar una actividad de un modo diferente, es decir, vamos a visualizarlos como posibles opciones de mejorar nuestra vida. Y lo podremos encasillar como error cuando nos mantenemos en éste, como por ejemplo, sabemos que nuestra pareja nos está haciendo daño de algún modo y lo tenemos en cuenta, mantenernos con ella es una error, pero si te separaste y ubicaste todas estas desventajas que había en tu relación, ésta se convierte en una oportunidad, el punto es identificar todo lo que nos hizo daño para no repetir patrones.

¿De qué manera identificarás una mala decisión?

    • Este punto para mí es el más importante; cuando dudas de lo que estás decidiendo, es probable que ese miedo tenga una justificación, vamos a pensarlo dos veces antes de tomar la decisión, una vez que nos sintamos seguros podemos arriesgarnos

 

    • No midas tu decisión por el nivel de beneficios que pueda traer a otras personas, primero “midamos” (por decirlo de algún modo), si esta decisión nos conviene y pondremos en una “balanza” posibles resultados positivos o negativos

 

    • Este punto va de la mano con el pasado, jamás guíes una decisión por lo que te impongan, puedes escuchar consejos de todo tu entorno y tú sabrás cuáles son los que te convienen y te los dan de manera constructiva, pero JAMÁS bases una decisión por lo que alguien impuso en tu vida

 

    • Obviamente somos humanos y tenemos un millar de emociones a través de cada segundo que pasamos, pero cuando estemos tomando una decisión importante, recomiendo que ésta la tomes con la cabeza lo mas fría posible, no dejándote llevar ni por sentimientos positivos ni negativos, simplemente por el razonamiento, existimos personas que somos mucho más emocionales que otras, tratemos que en estos momentos nuestro cerebro le gane a nuestro “mundo de sentimientos”

 

  • Cuando la decisión no te está haciendo feliz, resumidamente es una mala decisión

Como lo comenté en un principio, si alcanzamos a identificar una “mala decisión” es muy probable que podamos volver al camino del cual no tuvimos que habernos movido, no nos enganchemos con malas vivencias, sólo filtremos lo que nos podrá servir para las siguientes decisiones y lo demás tirémoslo a  la basura, donde se tiene que quedar todo lo malo. No guardemos nada que nos haga daño dentro de nuestro cerebro ya que a la larga esto trae miedos extremos a situaciones insignificantes. En resumen, podemos concluir que una decisión bien tomada podrá mejorar nuestra vida en cuestión de minutos.

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

Acerca de 

Hola! Soy Juan José Ornelas (Jujo para ustedes, los amigos)

Soy "veintisiempre" por convicción y alma vieja de corazón. Psicólogo y Mercadólogo con Maestría en Administración de Negocios y Especialidad en Recursos Humanos.

Amante del comportamiento humano; especialmente me he dedicado a tratar de entender: el por qué nos menospreciamos y mantenemos presentes más los defectos muy por delante de las virtudes.

Imparto cursos para mejorar el autoestima, enfocándome principalmente en sacar a las personas de su "zona de confort". Lucho para que dejemos de vivir de manera "promedio" por miedo a conocer cosas nuevas.

Escritor de novelas en mis tiempos libres, amante del estudio, de la música, de un buen libro y de la buena compañía.

Creo fielmente que sólo se vive una vez y en presente, así que me dedico a marcar una diferencia en mi existencia.

¿Cómo ves?