un dia sin celular

15 cosas que suceden un día que olvidas tu celular en casa

1 – Te sientes incompleto, ansioso, crees que no podrás resistir sin él, algo en ti te dice que no recibirás el mensaje o la llamada que cambiará tu vida.

2- Te sientes ansioso y solo piensas en revisar tu celular y como no lo traes, andas muy inquieto.

3 – Empiezas a aceptar que ese día no estarás dependiendo de él y comienzan a pasar por tu mente nuevas ideas y alternativas.

4 – Te sientes más relajado, tranquilo y hasta llegas a tener una sensación de estar de vacaciones.

5 – Tu cabeza comienza a enfocarse en las cosas que tienes pendientes, recuerdas lo que tenías olvidado hace tiempo.

6 – Te regresa en ansia de tener el cel. Contigo pero sabes que no será así y vuelves a enfocarte en otras cosas.

7 – De pronto comienzas a ver a tu alrededor las cosas que no acostumbrabas ver y te sorprendes.

8 – El hecho de observar lo que hay a tu alrededor con calma, te gusta y hasta comienza a inspirarte.

9 – Si estás en la calle, comienzas a recordar lo que se siente el sol en la cara, disfrutas el paisaje a tu alrededor y observas a la gente.

10 – El hecho de observar a la gente te conecta con ella, con lo que siente, con sus gestos y te despierta sentimientos y emociones.

11- Para este punto, ya tu velocidad mental y física se redujo considerablemente y te sientes contento, empiezan a sorprenderte muchas cosas que suceden a tu alrededor.

12- Sin darte cuenta buscas tu cel para compartir una foto de lo maravilloso que estás viendo o una reflexión de lo que estás sintiendo, pero recuerdas que no lo traes contigo.

13 – El sentirte en calma te orilla a sentarte un rato tan solo a observar y sentir, a disfrutar.

14 – De pronto recuerdas cosas de ti que tenías olvidadas, como la capacidad de sorprenderte, como tu sensibilidad para muchas cosas, tu espiritualidad personal y hasta empiezas a ver señales que sabes que van guiando tu vida y te llenas de alegría y paz.

15 – Llegas a tu casa y lo piensas pero vas a tu celular otra vez y en menos de lo que te diste cuenta, ya regresaste tu chip al “automático”, a ver memes y burlas, a ver todas esas fotos que sube la gente de cosas inventadas o momentos del pasado porque en realidad no tienen nad que decir no compartir porque no vivieron un día pleno y más tranquilo como tú.

Trabajo en la web, con redes sociales y me gusta la posibilidad de estar conectado con la gente, enterado de muchas cosas, pero me desgasta el darme cuenta de la dinámica en la que hemos caído, en esta situación forzada de querer ser el más ingenioso para burlarse de los demás, el más chistoso, el más atrevido, el más revolucionario, el más sexy, el más exitoso, el más amado, el más estúpido, el más viajado, el más, el más, el más…..

Honestamente, yo ya me cansé de eso, y aunque sigo en las redes sociales porque es mi trabajo, ya las vivo de manera distinta y trato de aportar cosas positivas.

El pretender vivr en “el más” nos va convirtiendo en realidad en “el menos”. El menos tranquilo, el menos cool, el menos feliz, el menos inspirado, el menos introspectivo, el menos tú mismo, porque de tanto querer agradar a los demás, dejas de agradarte tú.

Cuando caemos en la dinámica de vivir en “automático” solo hay algo que puede mitigar ese vació y es el reconocimiento. Entonces, los “likes” de las personas se vuelven súmamente necesarios, vitales para que podamos sentirnos bien y “engañosamente” contentos.

¿Qué opinas al respecto?

¿Te has quedado un día o dos sin celular?

un dia sin celular

Yo sí, el mío sigue enterrado en arroz y yo me estoy desenterrando.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

 

4

Sin Comentarios

¿Cómo ves?