Ven, te invito a lo desconocido. Literatura Gay – LGBT

Etiquetas: , ,

desconocido, Juan Carlos Herranz

Hace unos días tuve la oportunidad de platicar con Juan Carlos Herranz. Escritor español quien ha obtenido premios de poesía y cuenta en su haber con las novelas “No voy a llorar, Vuelvo a ti, La flor prometida, Reflejos del alma y hoy presenta Desconocido.
El escritor se descubre como un ser humano normal, con derechos y obligaciones como sus semejantes, que tiene la necesidad de plasmar en un folio en blanco todas sus inquietudes ante diversos aspectos de la vida, por muy dolorosos y arriesgados que nos parezcan.
Su ultima novela habla sobre la comunidad de la hipocresía y el no aceptarse dentro de de un grupo al que perteneces. Es un laberinto de problemas en el estado emocional de los personajes. Son tres conversaciones en donde descubren qué hace tu pareja cuando se queda sol@.

¿Cuál es tu papel  o tarea como escritor?

Enseñarle los dientes al despojo humano que anda suelto a nuestro alrededor. Intento crear corrientes de opinión confrontadas a las establecidas; entendiendo que soy contrario a aquellas que atentan contra la dignidad y el respeto que se merece cualquier persona. Quiero un mundo libre de homófobos, xenófobos, racistas, maltratadores, pederastas, machistas, corruptos, asesinos y demás gentuza.

¿Qué es la literatura LGTB?

Un escaparate que deja claro que el colectivo de lesbianas, gais, transexuales o bisexuales no se va a doblegar ante la nación global rancia y de doble moral en la que intentamos vivir con justicia. Una herramienta de normalización de una opción —–la libertad sexual—– en la que terceras figuras sobran. La unión hace la fuerza y este pulso contra la intolerancia se va a ganar con creces. En la actualidad, muchas personas ya están cansadas de este circo. No nos reconforta ya, como diría Chavela Vargas, saber que la vida es puro teatro. Queremos sentirnos libres de opresores y ladrones de sueños.

¿Diferencias y similitudes de la comunidad LGTB entre España y México?

Partiendo de la base de que tod@s tenemos los mismos derechos y obligaciones por el mero hecho de ser; y que no creo en ningún tipo de frontera artificial creada por la ambición del hombre a lo largo de su historia, estoy convencido que en ambos países hermanos se ama la vida por encima de la indignación que supone tener que convivir con asesinos, terroristas, maltratadores o corruptos. A todos nos duele, por ejemplo, el femicidio en Ciudad Juárez, la puesta en entredicho del matrimonio igualitario, que maten animales en nombre del arte, como sucede con las corridas de toros o la desaparición de cientos de jóvenes mochileros que viajan desde Chile a Perú a modo de peregrinación. ¡Ojalá México y España; la sociedad latina al completo, quede unida con esa búsqueda del equilibrio al que cada vez más gente apelamos.

¿Qué es lo desconocido?

En mi obra se refiere al límite de la hipocresía en el ser humano. Ese límite es ilimitado. De momento no se perfila su horizonte. De momento. Prefiere destruir al prójimo que mirarse a un espejo y aceptar lo que es.

¿Que significa para ti que Desconocido haya alcanzado su segunda edición en dos días?

El segundo volumen de mi trilogía Renacer me hace sentir que mi mensaje está llegando a la gente y que voy por buen camino en la denuncia social. Que al lector le gusta ver plasmada en el papel esa hipocresía de la que hago mención y que tod@s conocemos. Parafraseando al maestro Gabriel García Márquez, con Desconocido he mostrado mi corazón para plasmar el odio ajeno sobre el hielo y cómo no podía ser de otro modo, ahora toca que salga el sol para ver qué sucede.

¿De qué manera tu obra colabora con la desmitificación de la comunidad gay?

Cuando entrevisto a tres heterosexuales que quieren mantener sexo conmigo; lo publico y pongo al descubierto esta realidad, creo que sobran las palabras. La cobardía es muy atrevida. Un@s se juegan la piel defendiendo los derechos innatos en cualquier persona de bien mientras otr@s critican y destruyen a la vez que ponen el trasero en un cuarto oscuro cuando la sociedad duerme. Tenía que hacerlo porque estoy cansado de tanta mentira. Cada día llega a mi correo electrónico mensajes adversos contra las libertades y quise aprovecharlos para clarificar aún más, mi postura ante quienes ven en ojo ajeno esa paja que es una enorme viga de acero en el suyo. Aceptar la injusticia no es virtud, sino todo lo contrario. Tenemos que seguir luchando por desmitificar a la comunidad LGTB.

¿Por medio de la literatura como podemos frenar la homofobia?

La palabra es el único medio que puede frenar la locura social actual. Vivimos en un embrollo global que nos va a pasar factura. Leer nos permite pensar y actuar contra este tipo de desbarajustes impuestos por cuatro majaderos. La literatura nos permite comprender que la injusticia hecha a un individuo es una injusticia hecha a toda la sociedad; bien sea mexicana, venezolana, española o argentina. El mal es ilimitado pero también tiene su punto débil: nosotr@s. Nuestra unión. La maldad teme a la bondad. Lo que consideramos como una justicia es a menudo una injusticia a favor nuestro siempre y cuando lancemos un grito al unísono que la bloquee.

Si quieres conocer mas de Juan Carlos puedes seguirlo a través de sus redes sociales. Como menciona el, mientras todo el mundo publicaba a la antigua usanza se desmarcó y puso en contacto con el lector a través de las nuevas tecnologías y por ello lo encuentras en su página oficial www.juancarlosherranzoficial.com

img_20161006_102221

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter con lo más relevante!

Acerca de 

Modelo del 78 cuando las carrocerías se hacían bien, mas no mi cuerpo. Soy vegano, honesto, sarcástico, wana be indie pop star, peluquero/barbero, comunicólogo, artista visual. Amante de los viajes, leer un libro por semana, los tés, la ropa diferente, me gusta descubrir lugares, tiendas, diseñadores, música, personas.

One Response to "Ven, te invito a lo desconocido. Literatura Gay – LGBT"

  1. Pedro  25 noviembre, 2016 at 20:50

    Se pasa el libro de bueno

    Responder

¿Cómo ves?