Salvador Nunez, Marcha gay, Gay Pride Ciudad de Mexico

Lo que opina mi familia sobre la Marcha Gay. ¿Qué opina la tuya?

Me gusta mucho escribir para heterosexuales sobre la vida “no heterosexual”. Me resultan refrescantes, curiosos, simpáticos y a veces también muy tontos sus comentarios, pero al final, muy honestos de su parte y eso es lo que se agradece, es lo divertido y lo revelador.

Aquí les va esto “señoras y señores, señoritos y señoritas”. Me encantaría recibir sus comentarios. (Comunidad LGBTTTIQ, mándenle este post a sus famiiares y amigos “bugas” y veamos qué opinan).

Váyanse sentando cómodos, sírvanse un cafesito y empecemos a platicar y a compartir experiencias.

Antes que nada, recordemos que desde hace algunos años nos referimos a la marcha como LGBTTTIQ. (Lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti, intersexual, queer) y ya no sólo como Gay. No se asusten, toma tiempo habituarse a tanta letra. Hasta a nosotros mismos (los no heterosexuales) nos resultan complicadas o más bien, excesivas pero hay que darle visibilidad y tener presentes a todos los espíritus del arcoiris). Usamos estas siglas para incluir lo más posible a la diversidad sexual. En otro post les explico lo que significa cada término porque si no, esto se va a poner larguísimo (y no me los estoy albureando). Ja, ja. (Googlearlo sería una muy buena idea).

El otro día fui a comer a casa de mi abuelita y en la sobremesa mis tías platicaban sobre las diferentes orientaciones sexuales. La verdad es que les falta mucha información todavía, pero me maravilla, me genera mucho respeto y admiración  escuchar a mi familia interesada por conocer más sobre la vida, sobre el mundo en el que todos vivimos, sobre lo que para ellas de jóvenes era un tabú, algo prohibido y hoy en día es un ameno tema de sobremesa, una divertida libertad para, entre todos, convivir alegremente.

Mi abuela (abuelita) porque se enoja si no le digo así, escuchaba hablar a mis tías y opinaba de vez en cuando moviendo su carita y cambiando la expresión de su cara Lo primero que tuve que decirles es que no estábamos hablando sobre las “preferencias sexuales” de nadie, como ellas mencionaban, sino sobre la “orientación sexual”. Porque uno no elige, no prefiere nacer de una u otra forma. Simplemente nacemos de cierta manera y con eso nos toca aprender a ser felices, a descubrir nuestra propia plenitud y felicidad.

Mi abuelita siempre ha defendido las diferencias desde que tengo uso de razón. Recuerdo muy bien que de niño escuchaba a mis tíos y a mi abuelo criticar a “Juanga” por “maricón”, como ellos decían, y ella se molestaba respondiendo: “¡Dejen a Juan Gabriel en paz! es un gran artista y un buen ser humano, una persona muy sensible que, además, ayuda a muchos niños necesitados”.  Por eso amo, respeto y admiro tanto a mi “Melis” (como yo me refiero siempre hacia ella).

Pero bueno, entre la plática surgió la pregunta: Oye, Chavo, ¿tú seguro vas a ir a la marcha el sábado, verdad?” A lo que respondí: “Por su puesto que sí. Es muy importante darle visibilidad a las diferencias, seguir trabajando por borrar ideas caducas en la gente, por tirar a la basura prejuicios, por dejar de ponerle una connotación negativa a los clichés y por ir acabando con la ignorancia. Sobre todo, por sensibilizar”. Les prometí que grabaría un video el fin de semana y se los mostraría. Así que les mando a ellas este post y al mismo tiempo a ustedes para ver qué opinan.

Mi reflexión  del día de la marcha este pasado 27 de junio en la Ciudad de México fue esta:

“Si toda la gente asistiera a la marcha en jeans y camisetas blancas, sería un crimen para la humanidad, para la vida, un cruel asesinato para el sentimiento que cada uno llevamos dentro. Sería querer borrar la maravilla de la diversidad, de los complementos, de los colores de la vida, del aprendizaje. Sería como querer pintar toda la naturaleza de un mismo color, de un mismo tono”.

Sí, lo acepto, hay cosas que quizás no me gustan, con las que no coincido. Sin embargo, me doy cuenta que gracias a esas diferencias mis fotos son interesantes, coloridas, divertidas y están impregnadas de tanta vida. (Click para ver las fotos)

He de confesar que llegué a esta conclusión porque en esta ocasión no pude ir al frente de la marcha y disfrutar a tanta gente colorida, alegre, auténtica y un tanto revolucionaria y controversial. Mi historia sería muy triste sin la presencia de mis amigos transexuales, travestis, sin mis Dregqueens preciosas, sin tanto buen humor, escándalo y fantasía. Sin tanta ternura y lealtad que esconden detrás del maquillaje y sus fabulosas pelucas.  Ojalá hubiera más gente feliz en el mundo. Pero para conseguirlo se necesita aprender a quererse uno mismo tal y como es. Es indispensable aprender a pensar, a cuestionarnos y sobre todo, volvernos más sensibles, más humanos y menos fanáticos.

En otra ocasión les termino de platicar sobre esta sobremesa familiar en la que la curiosidad, el sentimiento y también el morbo, ¿por qué negarlo? fueron el postre principal.

“Gracias abuelita por haberme heredado tu alegría, tu carácter, tus ganas de vivir y de descubrir la vida”. Gracias “mi Melis” por dejarme jugar a las muñecas en el baño aunque mi abuelito se enojara contigo. Me acuerdo mucho de la muñeca del vestido rojoy pelo largo que yo metía a la tina y con la que brindaba con la tapa del shampoo.

Salvador Nunez, Marcha gay, Gay Pride Ciudad de Mexico

Como dijera “Pompin Iglesias” (QEPD) ¡Qué bonita familia! ¡Qué bonita famila! (Chiste local y generacional). Ja, ja, ja.

P.D

¡Y nunca dije lo que mi familia opinaba! Ja, ja. Opinan que mientras todos nos respetemos, mientras nos manifestemos sin agredir a nadie, todo está más que perfecto.

Aquí les comparto mi video de la marcha y me encantaría que dejaran sus comentarios.

***Si tienen un familiar, un chavito o chavita LGBTI, díganles que descarguen la App. Moovz para la que trabajo y en la que compartimos contenidos de interés para la comunidad de todo el mundo. Y si saben de niños que son maltratados por sus papás debido a su “orientadión sexual”, no duden en acudir al COPRED (Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México) y pedir asistencia.

¡Gracias por leerme y verme!

Seguimos en contacto por aquí y en mis redes sociales:

Facebook

Twitter

Moovz

Youtube

Instagram

4 Comentarios

  1. Denver
    2 julio, 2015
  2. Denver
    6 julio, 2015
  3. Alfredo
    14 julio, 2015
  4. Manuel Cruz
    23 abril, 2016

¿Cómo ves?