Cuando la comunidad LGBT busca igualdad pero discrimina.

Etiquetas: , ,

news-images.vice.com

“Exijo respeto, tolerancia, inclusión y los mismos derechos sin importar con quién te acuestes ni lo que tengas entre las piernas… SIEMPRE Y CUANDO no seas naco, prieto ni pobre…”

Ninguna segregación es válida. En fechas recientes cobra más relevancia la pugna entre quienes impulsan igualdad de derechos entre seres humanos sin importar, sobre todo, la orientación sexual y la identidad de género, y grupos conservadores que se niegan a una realidad que, lamentablemente para ellos, es inminente.

Pero lo que no me explico es el creciente hábito de desdeñar a otros por su nivel socio económico, color de piel, raza, profesión, poder adquisitivo y hábitos de consumo.

Incontables ocasiones he sido testigo de comentarios de gente de la comunidad LGBT en pláticas casuales, encuentros o marchas (a favor de la tolerancia y la igualdad), en los que al tener inconvenientes con otros, surgen sentencias como:

GATA, JODIDA, CLASE MEDIERA, PRIETA, INDIA, CERDA, PROSTITUTA, PUEBLERINA, PROVINCIANA, POBRETONA, CLOSETERA, ETCÉTERA.

¿Entonces?

  • De entrada, mientras más se le imprima el género femenino al adjetivo, pareciera más ofensivo y negativo. ¿Por qué? A caso se es gay activista en pro de la equidad e igualdad de derechos, pero misógino/ machista a la vez?
  • Ser desfavorecido económicamente, es un defecto que te hace “no merecedor” de respeto. Tu mensaje entonces es que todos tenemos los mismos derechos sin importar cualquier otra cosa, menos “cuánto dinero tienes” porque entonces sí, vales mucho menos o más, según tu poder económico.
  • Ser una gata, una sirvienta, una trabajadora doméstica… Es un insulto, así denigramos una labor sin la cual simplemente nuestra crianza no habría exitosa… ¿Vales menos entonces por eso?
  • Ser de piel oscura o tener sobre peso, resulta un motivo para estar separado del resto porque “no se ve bien”. Entonces “yo te respeto te guste lo que te guste, siempre y cuando tu apariencia sea agradable para la mayoría o al menos, para mí”.
  • Provenir de un lugar que no sea “la gran ciudad” te hace menos, te excluye. Y eso aplica a tus hábitos, forma de hablar y vestir porque “si no eres de donde soy yo, eres menos”.
  • Ejercer el sexo servicio resulta que siempre sí está penadísimo hasta por la comunidad LGBT porque es motivo de que hablen mal de ti y OJO, se recalca el género.
  • “Closetera” ya es una aberración. ¿Ustedes creen que quien vive en el closet vive feliz?, ¿creen que si la tuviera tan sencilla no habría salido ya?… Simplemente no se autorizan a sí mismos y eso, vaya que duele. Déjense ya de solo juzgar a los demás porque no tienen “el valor” que ahora resulta que a todos les sobra.

Reflexiona la inmensa incongruencia que hay entre lo que sales y gritas para ti y para “los tuyos” mientras segregas, excluyes, discriminas y ofendes a otros, por motivos distintos a “tus causas”.

Sabemos que mucho de ello es parte del “folklore” que usamos para reír, llevarnos fuerte y ejercer ese sentido del humor colectivo, mas no cuando se usa, como bastante lo he presenciado:

  • Para marcar diferencias, pasar por encima de los demás y sentirnos superiores no por nuestros propios méritos, sino por bajar a otros con nuestras palabras hasta los niveles más denigrantes que fortalecen la desigualdad.
  • ¿Quieres igualdad? Reflexiona, porque la igualdad no solo es en los temas que a ti te interesan, en las circunstancias que solo a ti te afectan o en los hábitos que forman parte solo de tu vida o de los grupos a los que tú perteneces.

Igualdad para todos, no solo para ti y para los tuyos.

Soy Jaime, terapeuta en Condesa, ciudad de México. Disponible para terapia privada individual presencial y on line, desde cualquier parte donde te encuentres.

Mi página: encuentroterapeutico.com.mx

Facebook: Encuentro Terapéutico Jaime Lugo

Twitter: @jaimeterapia

Instagram: Jaime.enjoys

Correo: jaime@encuentroterapeutico.com.mx

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

Acerca de 

Soy terapeuta enfocado en aspectos emocionales, de conciencia, pensamiento y cómo todo esto se relaciona con nuestras experiencias de vida en general... También doy terapias relajantes. Como de muy chavo también estudié comunicación y periodismo, pues tengo mi parte creativa y analítica que a veces me hace sentir que sé de todo (aunque sí procuro estar informado).

Trabajé en producción de TV

Desde hace más de una década vivo pleno y me dedico a la consulta privada en la Condesa CDMX y no paro de especializarme en diferentes métodos terapéuticos.

En lo social, tengo una fascinación por observar cómo a la gente cuando le queda un saco, se lo pone. En mi consultorio, mi deleite es contemplar cómo trascienden al bienestar.

Amo la diversidad, amo los diferentes puntos de vista, pero también me gusta ver a la mayoría feliz… Recuerden, me llamo Jaime, tengo 36 años.

Mi página web: encuentroterapeutico.com.mx
Facebook: Encuentro Terapéutico Jaime Lugo
Twitter: @Jaimeterapia
Instagram: Jaime.enjoys

¿Cómo ves?