¿Crees que jotear sea sacar tu lado femenino?

Etiquetas: , ,

jotear, gay

Yo, tu él , nosotros, ustedes, joteamos y/o tenemos un lado femenino, siendo o no siendo gays. No lo voy negar, reí con algunos memes que hace poco circularon en las redes sociales alrededor de Alejandro Fernández (cantante mexicano) en donde aparecía en un antro gay bastante pasado de copas abrazado de dos hombres.
Desde hace algún tiempo, dicho cantate ha sacado más su lado femenino utilizando prendas que se “supone” son usadas solo por las féminas, aunque  ¿quién decidió lo que debíamos o no usar cada uno de nosotros? Siempre he dicho que la ropa es de quien la usa, además, últimamente también ha mostrado ciertas poses o ademanes que se catalogan no masculinos a la hora de realizar entrevistas o posar en fotografías.
Dicho lo anterior, la comunidad gay casi le ha exigido que el señor salga del closet. ¿Por qué? Creo que ese es asunto de él, si quiere o no quiere salir es su problema y si solo esta jugando y explorando su lado femenino, también es únicamente asunto suyo.

Lo anterior me remontó hasta los años noventa cuando el cantante Nacho Cano lanzó su segundo material discográfico llamado “El lado femenino”, en el que incluía la colaboración de varias voces femeninas en 10 canciones, sus éxitos fueron: Vivimos siempre juntos, La trampa del corazón, la suerte que viene y va y La fuente del amor.

El cantante en su época fue incomprendido, tachado de homosexual, loco, entre otras cosas. En sus entrevistas, el compositor habló de su exploración de las relaciones amorosas desde la óptica de una mujer, porque deseaba el sentir eso y jugar con ello.
Ya pasados los años, aún en este siglo, tachamos y hasta hacemos menos a las personas que deciden ser más femeninos que nosotros, llamándoles obvios – obvias (puedes revisar mi texto donde hablo de la obviofobia) denigrándoles y haciendo burla. ¿Por qué no se nos permitirá jugar o explorar nuestro lado femenino.
En más de una fiesta que he asistido, me he topado con chicos heterosexuales que “jotean”, cantan en el karaoke canciones despechadas de mujeres, se fascinan imitando al cantante Juan Gabriel, se travisten y lo disfrutan.

Lo mejor de todo es que en mi núcleo a nadie se le pone en tela de juicio su “masculinidad”. Debemos entender que todos tenemos una energía con polaridad femenina y masculina sin importar nuestro sexo, pero por lo menos aquí en México, cuando un hombre manifiesta sus sentimientos puede ser interpretado como femenino.

El investigador Arthur Kinsey encontró que el hombre tiene ciertas características o tendencias a comportarse femeninamente, algunos menos que otros, pero todos tarde o temprano sacan a relucir su feminidad. Mucho depende de los permisos que la sociedad nos otorgue y de los cómodos que nos sintamos haciéndolo.
En ultimas fechas se descubrió que el ser padre saca el lado femenino de los hombres, los niveles de testosterona se reducen significativamente tras la paternidad. ¿Verdad o mentira? prefiero irme a lo que Carls Gustav Jung nombro como “Anima”, a la mente femenina del hombre y “Ánimus” a la mente masculina de la mujer.
El Anima es un factor inconsciente incrustado en cada niño y es el responsable de la proyección de lo que vemos como mujer, hija, hermana, la amada. Digamos que es la imagen que se nos viene a la mente al momento que nos dicen mujer. Este estudioso comentó que todos somos bisexuales por naturaleza. Afirma que cuando somos niños, no somos masculinos o femeninos en el sentido social. Pero por las presiones e influencia nos desarrollamos gradualmente como hombres o mujeres.
Por otra parte se dice que nuestro cerebro se divide en dos, el lado derecho del cuerpo está gobernado por el hemisferio izquierdo que se relaciona al trabajo, conocimiento y al lado masculino, mientras que el lado derecho esta gobernado por el hemisferio derecho, relacionado con intuición y el lado femenino.
Después de todo este brebaje informativo, en el cual creo que todos aprendimos algo nuevo, quiero dejar claro que si un heterosexual se quiere vestir, peinar, caminar o hasta usar tacones, dejémoslo disfrutar de ese momento y de su lado femenino. Si un compañero de nosotros jotea o es obvio, cada que salimos, que nos valga goma ¿por que debemos todos seguir un patrón? Es como si quisieras definir qué es gay… ufff, sería interminable, dentro de ese grupo existimos subgrupos, subculturas y cada día surge una nueva etiqueta o sigla más para el colectivo.
Les invito a que un día exploren su lado femenino, se “quiebren” “joteen”, no se les caerá nada ni se les caerán los testículos, estarán en su mismo lugar y podrían disfrutar dejarse llevar unas horas, días o semanas explorando nuevos terrenos que antes no se permitían, por que un “gay” no se debe ver obvio, según una subcultura alterna y conservadora dentro de la comunidad Gay (esta ideología me parece muy errónea y absurda).

Por mi parte, disfruto cada que me adentro en mi lado femenino, total, como dijera mi abuelito: “andando yo caliente, ríase la gente” refiriéndose a que mientras él se sienta bien, qué le importe lo que opinen.

Nos leemos en la próxima
@ettosantana

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Modelo del 78 cuando las carrocerías se hacían bien, mas no mi cuerpo. Soy vegano, honesto, sarcástico, wana be indie pop star, peluquero/barbero, comunicólogo, artista visual. Amante de los viajes, leer un libro por semana, los tés, la ropa diferente, me gusta descubrir lugares, tiendas, diseñadores, música, personas.

¿Cómo ves?