TONES, barba con flores

¿Seremos los TONES más cursis o más sensibles?

Sin generalizar, creo que los TONES (30-tones, 40-tones, 50-tones…) tendemos a ser más cursis que los chavos menores de 30. ¿Será algo generacional? ¿Habremos sido bombardeados de miel y sentimentalismos cuando niños? ¿Será solo una proyección personal el estar escribiendo esto? ¿Habremos sido influenciados por caricaturas como Los Ositos Cariñositos, Rosita Fresita, La Abeja Maya, Candy, Remi, Heidi, Rainbow Brite? En México, en los años 80´s veíamos estos programas.

Cuando llegas a la edad de los #TONES, algo de lo más rico es que ya no sientes pena de “casi” nada. Todo lo que criticabas y a lo que se resistías, las palabras y frases que odiabas de tu mamá, de tu abuela, empiezan a brotar de tu boca como burbujas de jabón. ¡Se salen solitas! pero se sienten cómodas, propias. ¿Te ha pasado?

A los #TONES ya no nos interesa rendir cuentas ni quedar bien o mal con nadie, simplemente somos como somos. Supuestamente este es un acto de madurez. Y puede serlo siempre y cuando también mantengamos cierta flexibilidad aunque sea en nuestra forma de pensar (porque el cuerpito, aceptémoslo, sí se pone un poco más flojo que antes, empieza a luchar contra la gravedad). Digamos que vamos encontrando nuestro nuevo lugar en el mundo, o por lo menos en el sillón de la sala. Ja, ja. Pero se siente muy cómodo y eso es lo que importa.

Regresemos al tema de la cursilería, el ser melosos. La verdad es que muchos, aunque nos hacemos los “cool”, los “indie”, los “electrónicos”, en nuestro iphone (o cualquier marca de celular) existe una lista de reproducción culposa con canciones de Pandora, Yuri, Lupita Dalessio, Myriam Hernández y hasta Pimpinela. ¡Niéguenlo! ¿Conocen ustedes a estos cantantes ochenteros?

El punto es que seguimos teniendo esa parte sensible y melosa que nos conecta con quienes somos cuando estamos a solas. Los TONES ya no nos avergonzamos de casi nada y por lo mismo, soltamos con orgullo lo que muchos llaman “gustos culposos” musicales delante de los chavos (nuevas generaciones) a los cuales queremos ligarnos, luego por eso arruinamos muchos de nuestros ligues. Ja, ja.

Aunque suene a abuelito, antes éramos más sensibles. Acepto que también más dramáticos y azotados. Los ochenta y noventa fueron décadas de sufrimiento total en la música o de plano, de cantarle a un zapato, o a unas papas con cátsup y si creen que exagero, busquen la discografía de Gloria Trevi. La mayoría de canciones que escuchábamos en la radio eran de desamor y lloriqueo, aunque el ritmo fuera alegre o “pegajoso” como dijeran mi abuela y mi mamá. ¡Justo esa es una de las palabras que me dan urticaria! “Pegajoso”. Esa canción es muy “pegajosa” mi rey. (¡No la quiero en mi vocabulario!) Ja, ja. Seguramente en 3 años nos leeremos por acá y saldrá de mi boca fluidamente.

Me gusta la música de hoy, mucho más positiva. De 10 años para acá creo que han mejorado las letras. Aunque a la mayoría de los chavos ya no les gusta escuchar baladas cursis, a menos que acaben de cortar con el novio o la novia y entonces sí descubren que algún día existió un tal José José o un Juan Gabriel, que como todos saben, se acaba de morir. Descanse en paz.

La verdad es que en muchas ocasiones me he dado cuenta que yo solito le corro a mis “gustos culposos” de música. Si bien, es cierto que mucha música de verdad nos bajonea y deprime, hay otra que simplemente nos trae recuerdos padres y por eso la escuchamos. Las generaciones nos llevamos en el ADN la música que escuchamos de jóvenes.

Y toda esta cantaleta salió por estar buscando videos en YouTube y toparme con un video de Noel Schajris, uno de los integrantes de “Sin Bandera” que, aunque ya se había desintegrado el dueto, se volvieron a juntar para regalarnos más miel y cursilería a todos los que la necesitamos cuales lindos colibríes. ¿Quién no se acuerda de su canción “Entra en mi vida”?

Muchos ponen cara de ¿What?, pero con 3 cervezas ya se andan madreando en cualquier Karaoke por tomar el micrófono y pegar de gritos.

Mejor les dejo el video que me topé de Noel y después el de una canción de “Sin Bandera”.

¿Qué opinan? ¿Coinciden conmigo? Levanten la mano los #TONES o los chavos con alma de #TONES.

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

3

Un Comentario

  1. Mateo Maldonado
    29 enero, 2016

¿Cómo ves?