salvador nunez blog

¿Depresión o reflexión forzosa? El inevitable sentir de algunos TONES.

Me desperté tarde en domingo, la sensación deliciosa de las cobijas y la libertad de saber que no tenía que pelearme con el reloj, aparentemente serían un muy bien augurio para el día. Tomé mi ipad y empece a ver fotos en Tumblr. Esas imágenes que me hacen sentir bien porque me transportan a los lugares donde quisiera estar y también reflejan estados de ánimo, momentos que me gustaría estar viviendo, sintiendo. Fotos de comida, de paisajes, de arquitectura y diseño, de cosas bonitas. Claro, nunca faltan las fotos porno que se cuelan de pronto y que también me hacen sentir bien y querer estar ahí. Ja, ja.

Encendí la tv, quise ver una película en el Netflix, pero tuve 3 intentos fallidos y terminé por apagar la tele. Tomé un libro, pero tampoco me sentía cómodo.
Empezó a ponerme de malas la situación, apagué todo lo eléctrico y simplemente, en silencio, fui a prepararme un café.
Se me fue el ansia pero empecé a experimentar una sensación de vacío en mi, algo parecido a la desesperanza, la incertidumbre.
Me senté en la silla nueva de madera y piel negra y me quedé pensando hasta que algo dentro de mi me dijo que si seguía haciéndolo, me pondría peor por estar forzando el momento queriendo que fuera diferente. Entonces tomé un respiro profundo, le di un trago a mi café, me rasqué la entrepierna y decidí empezar a sentir.

Un suspiro comenzó una nueva sensación, tomé mi celular y puse una canción que mágicamente resultaba perfecta, parecía el soundtrack del momento.
Sólo me dediqué a escuchar el rasgueo de la guitarra y a sentir la emoción de quien la tocaba. La melancolía de la voz que susurraba palabras empezó a abrazarme y a transformar el vacío interno que sentía por un gran espacio de paz. Entonces logré poner mis cinco sentidos en la música, mi café sobre la mesita de la sala y la canción en “repeat”. Y así pasó un muy buen rato repitiéndose una y otra vez.

Me llené del sentir del momento y surgió de forma natural la necesidad de empezar a expresarlo en palabras. ¡Qué alivio!

Cuando me conecté con el sentimiento, todo se transformó en mi, dejé de ser yo para empezar a ser parte del momento.
Ese baile de formas, sentimientos, emociones, nostalgias, colores, texturas, recuerdos, deseos, proyecciones y silencios me hizo sentir que volaba, que todo mi universo fluía.

Hace apenas unas tazas de café me sentía vacío y me preguntaba quién era yo? Para qué servía en este mundo y qué me depararía el futuro?
El silencio y la música me dieron la respuesta. “Yo soy yo cuando encuentro la forma de hacer sentir, de transmitir emociones, conectar con la vida al respirar, cuando mi soledad se vuelve una fiesta y todo lo convierto en música”.
y es que hay tantas cosas que la gente no sabe de nosotros… ¿Ustedes sabían que yo canto y que lo hice cuando estaba chavo?

Yo se muy bien lo que tengo que hacer para sentirme vivo cada mañana, para darle las buenas noches a la luna con un suspiro profundo y para vivir con mis sentimientos y emociones en paz.
En realidad, todos lo sabemos, pero pocos lo hacen.

¿Sientes que en determinado momento de tu vida desviaste el camino, olvidaste tus sueños?

Todos sabemos que el dinero no da la felicidad ni la libertad. Da cierta tranquilidad pero no logra darle luz al alma. Y a oscuras, lo material no puede verse.

Me gusta siempre decir que para ser libres no basta con salir del closet, también es necesario sacar los sueños del cajón.

Seguimos compartiendo nuestro sentir en este blog y mis redes sociales.

Quiero estar en contacto contigo. 😉

Facebook     Twitter     Instagram     Youtube     Moovz

5 Comentarios

  1. Luis Daniel
    16 Septiembre, 2015
  2. Anónimo
    16 Septiembre, 2015
  3. Fernando Gamiño
    16 Septiembre, 2015
  4. Anónimo
    20 Septiembre, 2015
  5. Anónimo
    21 Septiembre, 2015

¿Cómo ves?