regadera, chavos, gay, pareja, divertido

¿Cuándo decidir ir más allá en tu relación? ¿Comprometerse?

Una de las problemáticas más recurrentes a la que nos enfrentamos cuando estamos saliendo con alguien, es aquella que se refiere a cuándo formalizar esa relación.

Por formalizar me refiero a esa pregunta que a muchos puede causarles terror por el nivel de compromiso que tiene, pero que otros pueden haber estado esperando toda su vida. Esa pregunta en cuestión es ¿Quieres ser mi novio?

Creo que todos hemos pasado por esa fase en la que el enamoramiento está a todo lo que da, en la que vemos la vida llena de colores, en la que sentimos que la persona que está frente a nosotros es lo mejor que nos pudo haber pasado, y de repente llega la duda ¿y ahora qué somos? Supongo que en gran parte esta duda surge de nuestra necesitad de etiquetar las cosas en las que vivimos, ¿Porqué no simplemente vivir las cosas sin ponerles un nombre? Yo creo que esta necesidad se da por nuestro idealismo, pero también surge de la necesidad de saber ¿qué dar?, ¿qué lugar darle al otro en su vida?, ¿qué tanto comprometerse con esa persona tan especial?

pareja gay, pareja hombres en la cama

Considero que este es un cuestionamiento bastante complejo tomando en cuenta que cada relación es distinta. Probablemente hay personas que necesitan solo atracción e intereses comunes para aceptar un compromiso, mientras que otras relaciones se toman un tiempo más largo y necesitan cumplir más requerimientos para dar ese ¡Sí! Yo creo que ninguna de las dos posturas es incorrecta, al contrario, todos tenemos derecho de llevar una relación especial y única, y que se acomode a las necesidades de ambos. Creo que este último punto es donde surge la necesidad de ponerle un nombre a la relación.

Pero a veces por miedo a que una etiqueta haga perder la magia, que el miedo al compromiso tire todo lo construido por la borda, nos detenemos, callamos esa pregunta que a tantos nos gusta y lo dejamos pasar, dejamos pasar la oportunidad de conocernos como novios, como pareja, como compañeros y lo mantenemos ahí.

Hay que atrevernos a descubrir qué cosas maravillosas nos puede traer ese compromiso, hay que tirar el miedo por la borda, que es el único que sobra en las relaciones.

Tal vez nunca nos hemos puesto a pensar en una cosa: si ya hemos vivido cosas increíbles, si estamos muy enamorados, si creemos que esa persona es lo mejor que pudo entrar a nuestras vidas, muy seguramente ser novio o pareja de esa persona nos traerá mayor felicidad y una experiencia inigualable. Además del compromiso, tenemos las infinitas posibilidades de hacer que una relación de novios no se limite a una simple palabra, sino que esa relación se convierta en el lugar del que nunca queramos partir y al que siempre queramos llegar.

¿Qué opinas?

Nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

 

2 Comentarios

  1. Jesus Guzman
    31 marzo, 2016
  2. Jesus Guzman
    31 marzo, 2016

¿Cómo ves?