Relaciones WiFi ¿Fidelidad o infidelidad inalámbrica?

Etiquetas: , ,

infidelidad

Cuando desperté, tardé varios segundos en recordar dónde estaba. Sentí los ojos hinchados de la cruda tan espantosa. Me di cuenta que estaba en la misma posición en la que me había quedado dormido, con la misma ropa, pero con una sensación extraña en el pecho. Como de angustia.

Me levanté de la cama y llame a Antonio en voz alta, no obtuve respuesta (obviamente no había dormido conmigo). La mesita de centro estaba llena de botellas, vasos vacíos y ceniceros llenos. La sala olía a risa y a fiesta. Me asomé al balcón y el coche estaba ahí, sin embargo no pude encontrar las llaves. Le marque al celular y no contestó. Eran las 7 de la mañana y después de haber limpiado todo, y de 35 llamadas perdidas, a las 12 del día llegó Antonio, con 450 disculpas, 223 perdones y una mentira. Sólo una. La que por supuesto yo creí.

“La Verdad”, que se descubrió 3 días después, era que – zoom digital a mi cara y música de tragedia de fondo- esa noche de febrero, Antonio había dormido con alguien más.

Me costó uno y la mitad del otro dejarlo pero no resistí y cuando me fui para no regresar jamás, no sabía si lo que me había lastimado era “el hecho” de saberlo en la cama con otro , las 5 horas de “tormento chino” que me hizo pasar en la casa mientras llegaba o “la mentira”, que mejor ni se las cuento porque me da vergüenza haberla creído.

El tema de la fidelidad, y no solo en la llamada “comunidad gay” sino en el humano en general, es todo un tabú y cada quien, como en las religiones y en las leyes, le da una interpretación diferente “según sea el caso”

Hay quienes dicen que tener sexo con alguien más “sin amor” no es ser infiel, hay otros que dicen que un beso tampoco es ser infiel y otros más dicen que el NO hacer ninguna de las anteriores no significa que te sea fiel. Creo que todas son válidas.

“Simplemente no entiendo la monogamia, no está en mi naturaleza” me dijo Romina cuando le pregunté acerca del tema. Ella siempre ha sido muy libre y cuando me explicó sus razones las comprendí a la perfección porque yo también lo he sentido, sobre todo en aquella época en que me vi soltero y “le di vuelo a la hilacha”. Aquella época en que entendí la ilusión y la emoción de la noche, de lo nuevo, de lo desconocido, de lo húmedo y de lo prohibido. En esos días supe por qué Antonio me había sido infiel.

La misma Romina me dio a leer una carta que circuló por las redes sociales en la que un hombre le escribe a su ex esposa desde el hotel de su nueva luna de miel. En pocas palabras él le confiesa en la carta que mientras estuvieron casados se acostó con más mujeres sin remordimiento alguno, pero que esa noche en la que él se había vuelto a casar sentía que por primera vez le estaba siendo infiel, por haber escogido los mismos lugares que con ella y además que la culpaba por lo que pasó y que seguramente ella también le había sido infiel. ¡Háganme el changado favor!

La verdad es que la carta me ofendió hasta el horror, no se me hizo más que las tristes letras dignas de lástima de un hombre incapaz de aceptar su egoísmo y más después de que le puse “cara” a ese hombre, la cara de “ya saben quien”. Después me tranquilicé y lo reflexioné; no es el hecho de que te acuestes con otras personas, hay parejas que se lo permiten y están felices los 3 o 6 o 10, lo que me revienta “los adentros” es la mentira, la traición, el poco valor que se le da al compromiso de un trato o una promesa sobre todo entré parejas.

Ayer llegó Orlando a mi casa, devastado porque había terminado con Laura y el punto fue que ella reveló algo que él le había contado en secreto y que además de haber prometido no contar, iba a provocar una “catástrofe” en nuestro círculo de amigos. Aun así traicionó la confianza y lo dijo, pero eso no es lo peor, sino que lo negó.

“Confianza”, precisamente confianza es lo más difícil de mantener, porque el amor se da solito o no se da, el deseo se puede provocar, pero la fragilidad de la confianza es lo que la hace tan importante y tan irrecuperable en algunos casos. Es la confianza lo único que puede llevarte a lo que yo llamo una relación Wi-Fi (wireless fidelity) “Fidelidad inalámbrica”, porque no es necesario atar a nadie con cables o cadenas para que haga o actúe a nuestro gusto, es algo que se da solito, gracias a varias cosas como el compromiso, la responsabilidad, la seguridad en uno mismo y en el otro, la sinceridad y por supuesto en el amor.

Que quede claro querido lector, que no es mi papel ni mi intensión juzgar a nadie y que soy consciente de que entre parejas pueden existir tratos muy diversos en cuanto a comportamiento y reglas que le facilitan a cada quien sobrellevar la vida compartida con otro u otros y lo respeto y podría decir que hasta admiro a los que lo han logrado. Ni tampoco pretendo decir que nunca en la vida he mentido.

Yo creo que todo radica en la confianza que se tiene y en la sinceridad con uno mismo, de saber lo que se quiere y buscar con quien compartir esa idea o forma, y no caer en el engaño de ningún tipo.
No me da vergüenza decir que a pesar de los pesares, creo en la fidelidad en todos los sentidos, en la amistad, en la familia, en el trabajo, en la cama, y para muchos tengo una idea errónea del amor y de las relaciones, pero no me importa, yo seguiré siéndome fiel a mí mismo buscando a otro “enfermo de fidelidad”, porque cuando estuve con Antonio descubrí la NECESIDAD de ser fiel, y afortunadamente eso es algo que no se quedó con él.

Nos leemos en la próxima.

@cejudisimo

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

Acerca de 

Este espécimen de cola corta (llegó tarde a la repartición de nalgas), es fácilmente reconocible por el color rojizo oscuro de su pelaje y sus grandes ojos marrones sobre su desafiante rostro. Originario “sateluco” pero se le ha visto la mayor parte de su vida en las costas jaliscienses y en los últimos años en la CDMX. De comportamiento impredecible, evolucionó y abandonó su carrera profesional como Administrador de empresas para prepararse y dedicarse al teatro. En cuanto al cortejo…mejor lean sus colaboraciones.

Twitter @cejudisimo
Instagram @cejudisimo

2 Responses to "Relaciones WiFi ¿Fidelidad o infidelidad inalámbrica?"

  1. Anónimo  1 diciembre, 2016 at 13:38

    ❤❤❤❤❤❤

    Responder
  2. Anónimo  4 diciembre, 2016 at 22:21

    El articulo estuvo muy interesante y acertado uno siempre debe ser fiel a uno mismo y respetarse asi mismo como persona

    Responder

¿Cómo ves?