¿Miedo al Compromiso?

Etiquetas: ,

16873443317_ae09e9c357_z

Uno de los temas mas recurrentes que surgen cuando alguien asiste a psicoterapia es la forma en la que encara el compromiso dentro de una relación afectiva. Por difícil que parezca, el tema del compromiso refleja el nivel de madurez y determinación que una persona asume para sí misma y con las circunstancias que le rodean.

17054780446_77f900fce7_o

“El compromiso refleja el nivel de madurez y determinación que una persona asume para sí misma.”

Es importante identificar qué circunstancias son las que colaboran en un adecuado manejo del compromiso, y por ende evitar la angustia que este puede generar. El autoconocimiento es una de las principales características que se requieren para comprometerse en una relación afectiva. El autoconocimiento es la herramienta que nos facilita tener clara una imagen de nosotros mismos, observando defectos y virtudes de nuestra personalidad, no obstante no es una simple observación sino un manejo de todas estas características. Esto requiere tiempo y sobre todo experiencias.

Otro aspecto que influye en la capacidad de compromiso de una persona es la determinación. Esta facilita no solo el establecimiento de metas y objetivos, sino la planeación de los mismos. El desear y tener metas es sencillo, lo complicado puede ser el planear cómo es que vamos a alcanzar esas metas. La determinación es el empuje que se tiene para mantenerse firme en los objetivos a pesar de las dificultades que lleguen a presentarse.

16893063608_62cf316a2c_o

Flexibilidad y empatía son los últimos elementos necesarios para poder comprometerse. El ser empáticos con el otro permite la adaptación a cualquier tipo de relación sin necesidad de modificar nuestra forma de pensar. Me explico, esto es poder involucrarte afectivamente con alguien sin dejar de lado quien eres. La flexibilidad es necesaria puesto que ante las dificultades que se puedan presentar durante el alcance de un objetivo, es necesario saber buscar alternativas y modificar en lo posible el objetivo mismo.

Como ves, el compromiso es una palabra pesada que requiere sobre todo mucha madurez, es por ello que es fácil encontrarse sintiendo angustia y temor ante ello. No obstante es importante aclarar que el compromiso no solo se refiere a una relación de pareja, si no a muchas otras circunstancias de la vida. Es por ello que existe gente que quizá no se compromete en relaciones afectivas pero logra hacerlo en el trabajo. Esto dependerá entonces de las prioridades que uno tenga. Mientras tanto dime ¿Te ha angustiado el compromiso? déjame tus comentarios o búscame en twitter como @PsicFco.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe. Sígueme en @PsicFco

¿Cómo ves?