¿Le somos fieles a nuestras parejas o a nosotros mismos?

Etiquetas: ,

tumblr_o66tp9U5Ct1rcltf5o1_1280

¿Qué es realmente la fidelidad?
Para mí es la constante en nuestras relaciones, es la acción de llevar a cabo día a día las promesas y acuerdos de la pareja, lo cierto es que como he mencionado en otro artículo, es muy difícil definir y planear lo que queremos hacer en el futuro, por lo tanto serle fiel al futuro se vuelve muy complicado, sin embargo, esto no quiere decir que podemos ser infieles solo porque que cada día somos distintos, podemos ser fieles con toda circunstancia y evolución que tengamos, pero creo que debemos redefinir esta fidelidad desde el compromiso y lo que nos unió con la otra persona.

Desde mi muy particular punto de vista, una relación de tres o la poligamia no es algo que me haga feliz, pero no por cuestiones de infidelidad, más bien es cuestión de gustos, porque estoy convencido de que si esos modelos de relación me hicieran feliz y los llevara a cabo me estaría siendo fiel a mi mismo ¿no?

IM_20130701_NEWS03_130709949-1024x733

Y este es el punto precisamente, la fidelidad debe nacer desde uno, desde los propios ideales, cuando se quiere a alguien, y se desea estar con esa persona solamente, la fidelidad nacerá, permanecer con la persona que deseo, construir una relación será la fidelidad a mis ideales y deseos y si es compatible con los deseos del otro se creará una relación, una desde la que podemos decir: estoy solo contigo, porque lo deseo, y soy fiel a mis deseos. Pero esto es un plano solamente personal, que incluso puede parecer egoísta ¿qué pasa entonces al interactuar con el otro si solo podemos ser fieles a nuestros deseos?

La respuesta es el compromiso, sí, el compromiso que pactamos con el otro, un pacto con cláusulas como la de la honestidad, la de compartir sueños eróticos, la de experimentar cosas nuevas o mantener una rutina, todas válidas por supuesto, siempre y cuando funcionen para ambas partes de la relación. Por lo tanto, para mí el engaño no siempre es físico-sexual, puedo engañar a mi pareja desde el momento en que falto a todos aquellos pactos que hicimos al decidir estar juntos.

La infidelidad nace en el momento en que lo que mi pareja y yo pactamos ya no concuerda con lo que deseo y hago, al final se vale cambiar y decir que una relación ya no funciona, pero no se vale no hacérselo saber al otro, incluso engañarnos a nosotros mismos.

tumblr_o6g02qHHMR1ui4ah6o1_1280

Haciendo a un lado esta perspectiva realista y hasta pesimista de las relaciones, creo que cuando encuentras a alguien que tiene ideales similares a los tuyos, que es honesto consigo mismo y contigo y que tiene todo el deseo de compartir su vida contigo, puede ser lo más maravilloso que te pueda pasar, no es sencillo, conocer a alguien que su fidelidad sea compatible con la tuya no es fácil, pero lo cierto es que nadie ha dicho que lo que nos hace felices sea fácil.

Todo en esta vida es cíclico, es cambiante. Si te atreves a dialogar y a evoluciuonar de forma personal al lado de tu pareja, el amor también podrá renovarse. Pero esto es cuestión de maduréz. Muchos llegamos a entenderlo cuando entramos al club de los TONES.

¿Crees que el concepto de “matrimonio” debería cambiar? Te recomiendo ir al teatro a ver “Despedida de Soltera”, un show de Cabaret que te hará reír pero te dejará pensando…

Nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Soy Luis Ángel, estudiante de Derecho, amante de mi segunda casa, la UNAM. Un representante total de los Leo, vanidoso y líder por naturaleza. Alguien que cree en la justicia como un medio, y no solo como un fin. Obsesionado por el café y un buen cigarro, que mejor acompañado de una buena lectura, alguien que escribe sus emociones y sentires y fluyen más fácilmente.

2 Responses to "¿Le somos fieles a nuestras parejas o a nosotros mismos?"

  1. José Luis Pérez González  5 mayo, 2016 at 23:20

    Salvador Núñez: estás en este momento en el mejor Restaurante 24 horas. Te recomiendo las gelatinas artesanales. Atentamente José Luis Pérez González, comensal de La Pagoda.

    Responder
  2. Jorge Vázquez Rodríguez  2 agosto, 2016 at 9:25

    Creo que la fidelidad se transforma con cada uno, así como no somos los mismos al estar solos que con una pareja, o sea en una relación hay dejos por ceder y a veces ganar sin ser un juego propio de poder, es más de exploración y arriesgue, así también los parámetros y lineamientos de fidelidas, se redibujan esos límites. Eso creo.

    Responder

¿Cómo ves?