amabilidad o coqueteo

¿Has Llegado A Confundir Amabilidad Con Coqueteo? ¡Ups!

En muchas ocasiones podemos llegar a ver o entender cosas que no son, por ejemplo; existen personas que por naturaleza son siempre amables, de esas que para todo dicen “por favor” y “gracias” con una enorme y brillante sonrisa “Colgate”, aunque creamos que la situación no lo amerita. (Ojalá todo el mundo fuera así)

Pero a veces este comportamiento no es el que estamos acostumbrados a recibir y por lo mismo, podemos llegar a malinterpretarlo, pensando que nos están “lanzando el perro”, que nos están ligando cuando no necesariamente es así.

Obvio “sonreír” puede ser una táctica para ligar, pero el tema ahorita no es ese, si no más bien aprender a diferenciar entre personas que se la viven todos los días intentando ver con quien pueden pegar su “chicle” y las que realmente son amables. Estas personas pueden ser desde tu mejor amigo hasta el desconocido que va cruzando la calle regalando sonrisas y buenos deseos. Esto no quiere decir que tengan otra intención o te estén coqueteando, simplemente son personas amables y lo creas o no, todavía existen.

Ahora, si el personaje “educado” es hombre, muchos gays asumen que por su amabilidad son gays. ¡Tache! Primero pedimos que se nos incluya en la sociedad y se nos trate bien y después, cuando sucede, muchos tienden a mal interpretarlo.

¿Les ha tocado conocer al “todos quieren conmigo”? Quienes sienten que sólo porque las personas son amables aseguran que les están tirando el perro? Este tipo de personas tienden a hacer sentir incómodos a los que los rodean, a la gente que se da cuenta de su “delirio”.

Pues no seamos uno de esos y los invito a tratar de entender la diferencia entre “coqueteo”  y “amable”:

  • Una persona amable será agradable con todo el entorno, y podemos detectar la diferencia de si existe un interés especial en nosotros cuando el trato es diferente al de los demás o la atención apunta especialmente a nuestra persona.
  • La amabilidad se lleva a todos lados, podemos ver que este modo de ser lo ejercen hasta con su mascota.
  • Algo que ayuda mucho para asegurarse de las intenciones de alguien es “la mirada”.  Es muy diferente una mirada amable que una que te está devorando.

Si estos puntos no te sirven para diferenciar si la persona quiere contigo algo más que una amistad, entonces creo que la manera más fácil de saber lo que está pasando es abriéndonos, siendo honestos, exponer con respeto qué es lo que sentimos y pensamos. No tiene nada de malo preguntarle a alguien su orientación sexual.

¿Qué opinas?

Escríbelo en los comentarios y comparte este artículo en tus redes sociales. 

A ver quién es tan amable de comentarlo también. 😉

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

1

Un Comentario

  1. Roberth Johnson
    18 Mayo, 2017

¿Cómo ves?