¿Fidelidad o Lealtad?

Etiquetas: , ,

meds001429

Las relaciones de pareja son sin duda tan diversas como las personas mismas. En varios artículos anteriores te he mencionado que no hay una formula para tener la pareja perfecta o determinar qué dinámica es la mejor. Sin embargo, lo “ideal” es que cada pareja tenga una dinámica en la que ambos (o actualmente más de dos) miembros se sientan satisfechos. Respecto al tema de las infidelidades, ya te he hablado de ello. Por ello hoy quiero tocar un tema que surgió particularmente en una conversación el fin de semana. La mayoría de la gente cree que la fidelidad es exactamente lo mismo que la lealtad. No obstante veamos que diferencias hay entre estos conceptos.

Recordemos que la fidelidad en la pareja dependerá de la dinámica y parámetros que los miembros hayan establecido, ya sea en un acuerdo hablado de forma directa, o de las expectativas que cada uno tenga de la relación. Tomando esto en cuenta, hay muchos aspectos y/o valores que se ven involucrados en un acuerdo de fidelidad. Uno de ellos suele ser la sinceridad. Este concepto, colabora a que siempre se hable de lo que sucede en la pareja. El ser sincero con uno mismo también cuenta, pues es el aceptar lo que uno piensa y sobre todo, siente.

meds001402

“La fidelidad dependerá de la dinámica y parámetros que los miembros hayan establecido”

Complicidad, es otro término que forma parte de los acuerdos de fidelidad. Pues es el compartir situaciones, eventos y sentimientos con el otro aún cuando estos sean muy personales. La honestidad, también aparece dentro del acuerdo, esto sumado a la sinceridad, conforma el acto de expresar de forma directa cualquier situación que ponga en riesgo la relación, del mismo modo el decir lo positivo que la otra persona te inspira. A resumidas cuentas es ser directo y que no existan mentiras.

Pero, ¿qué sucede con la lealtad?. Bien, esta a diferencia de los otros conceptos, suele ser la promesa cargada de un afecto que asegura el no lastimar ni fallar. Pero ojo, hay que tener cuidado, la lealtad no es sinónimo de jurar “amor eterno”. Es decir, no establece la intensidad de un afecto. Establece una conexión más profunda, el no fallar y no lastimar son sus principales argumentos. Pongamos un ejemplo. Supongamos que una pareja esta comenzando a tener dificultades y uno de sus miembros observa que ya no siente lo mismo. Si es leal, entonces entenderá que el seguir ahí es lastimar al otro, pues no estará siendo honesto. Por lo tanto comunicaría lo que sucede y quizá terminaría la relación.

Por otro lado, no solo se trata de explicar y manejar situaciones negativas. La lealtad permite que ciertas dinámicas de pareja funcionen partiendo de la confianza. Gracias a esta, los nuevos modelos de relaciones afectivas, tales como aquellos que se definen como poliamorosos, swingers, etcétera, logran mantener una relación de pareja. Es decir, al guardarse lealtad, no están fallando al afecto en la pareja, pues su compromiso se basa en permanecer juntos al tiempo que prueban otras parejas sexuales. Quizá en estos casos la condición que involucra el ser leal es “el no enamorarse de otro”.

meds001403

“La lealtad permite que ciertas dinámicas de pareja funcionen partiendo de la confianza.”

Del mismo modo, la lealtad juega un papel muy importante en las relaciones de amistad. Pues si bien no se jura un “afecto eterno y exclusivo”, se hace la promesa de no fallar. Por ello, cuando existe la traición con algún amigo, es probable que sea igual de doloroso e intenso que una infidelidad de pareja.

Como ves, hay una gran diferencia entre fidelidad y lealtad, lo importante es saber llegar a acuerdos con tu pareja y establecer parámetros que dejen clara cualquier situación que se pueda presentar. Hay que entender que no hay fidelidad sin lealtad, pero la lealtad puede figurar de forma individual y fuera de un concepto de fidelidad. Y tú qué tal, ¿has sido leal? ¿te han fallado en ese aspecto? Cuéntamelo en los comentarios y sígueme en @PsicFco.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe. Sígueme en @PsicFco

4 Responses to "¿Fidelidad o Lealtad?"

  1. D Israel G R  16 junio, 2016 at 0:53

    Si eres leal no eres infiel, porqué probar otras parejas sexuales? Si esto sucede no eres fiel ni leal. Al buscar otras “opciones” significa que tu pareja no te complementa y no tiene caso seguir en esa relación, mejor ser leal y terminar antes de ser infiel.

    Responder
    • Eduardo Fernández  16 junio, 2016 at 10:05

      Coincido contigo esa es la mejor manera de pensar, todo es válido si se hace de la manera correcta.

      Responder
  2. Eduardo Fernández  16 junio, 2016 at 10:03

    Si la idea es luchar por los derechos del homosexual como matrimonio, adopción etc, como quieren que la sociedad nos tenga en un mejor concepto si hay miles de personas que desafortunadamente creen saber que es una relación de pareja, se involucran con alguien en una relación sin ámbargo no son capaces de ser fieles y leales a un solo individuo, por qué el afán de poner al sexo por delante antes de querer formar un hogar respetable y lleno de cosas magníficas? No entiendo por qué hay gente que el sexo los hace débiles, de ser así yo sugiero que mejor no opten por tener una pareja y que sean libres así no dañan a nadie que en verdad quiera algo fiel, nadie juzga a nadie a reserva de que las cosas que hacen no sean como se debe hacer, uno mismo se crea su etiqueta y que mejor dar un buen ejemplo al intolerante de que detrás de la palabra gay también existe una familia, fidelidad y la capacidad de poder formar un hogar con una pareja sin necesidad de ser infiel si no con la seguridad de querer ser feliz con alguien el tiempo que dure.

    Responder
  3. G  19 junio, 2016 at 10:08

    Cada pareja es un mundo, y puedo entender (y conozco) parejas que llevan más de diez años y sin embargo se permiten escapadas sexuales con terceros, juntos o por separado. Supuestamente hay amor y “lealtad” y la infidelidad es una válvula de escape al desgaste o rutina. Esto lo entiendo, pero no lo justifico. Puedo parecer cerrado, pero no me cuadra. Si en una pareja de verdad hay amor, compromiso, deseo, respeto y lealtad, no puede haber espacio para la infidelidad. Una pareja, o tiene lo necesario para estar junta o directamente debe separarse; personalmente creo que se debe asumir que si con los dos no basta, la pareja no es viable y punto. No es justo ni necesario dañar o faltar el respeto al otro con una infidelidad. Ahora, si puede haber infidelidad con o sin lealtad, me parece que es como revisar la letra chica en un contrato, encontrar el resquicio legal para cometer un “delito” sin cargo de conciencia ni sanción.

    Responder

¿Cómo ves?