¿Eres de los que cuando se enojan dicen cosas que no sienten? Lee esto.

Etiquetas: ,

hombre sexy con bigote y tatuajes

A veces, sin darnos cuenta, el miedo y la inseguridad se disfrazan de soberbia o de enojo. ¿Cuántas veces nuestra forma de reaccionar ante las cosas nos ha llevado a los lugares o resultados menos deseados, nos han mandado a la chin… cuando ni siquiera teníamos boleto para llegar tan lejos?

Pasa muy seguido que, cuando de cosas del corazón se trata y nos sentimos lastimados, en lugar de responder con lo que en realidad queremos decir, contestamos con una agresión y todo se pone color de hormiga, se pone peor.

En el trabajo o en la vida en general, cuando nos sentimos inseguros ante algo, cuando sentimos miedo a perderlo, reaccionamos de forma contraria, a la defensiva y nunca termina en nada bueno. Lo peor es que nos empeñamos en dar el mensaje contrario a lo que sentimos. Es como si decidiéramos vivir una vida ficticia, algo que ni somos ni nos corresponde por más absurdo que parezca, ¿les ha pasado?

Si alguien llegara a pedirte ayuda mostrándose vulnerable, confundido o incluso arrepentido por algo ¿qué harías?, ¿cómo reaccionarías?

Y si esa misma persona llegara con un actitud prepotente, altiva y retadora ¿qué harías?, ¿cómo reaccionarías?
Viene bien reflexionar esto para empezar a mostrar nuestra verdadera cara ante las situaciones que vivimos, sean cuales sean.

“Aquí nadie es perfecto y más vale saber reconocer un error que vivir para defenderlo”.

Todos hacemos siempre lo mejor que sabemos y podemos. ¿Perdonar a alguien por hacer su mejor intento y que no nos parezca suficiente? En ocasiones el dolor es inevitable pero hay que intentar comprender. Puede uno decidir vivir o no una situación, estamos en todo nuestro derecho, ¿pero eso de perdonar? ¡Ni que uno fuera perfecto! Me gusta más el concepto de amor, reconciliación y entendimiento.

Y después de dar una señal contraria porque se nos trepó el ego o nos ganó el berrinche, ¿qué hacemos?

No se cuándo nos compramos la idea de que es menos atractiva la gente sensible, vulnerable y a veces insegura que los patanes, orgullosos y soberbios que viven con una máscara… Obviamente aplica a ambos sexos. Lo curioso es que ante situaciones de conflicto mostramos esta careta, según nosotros, para que no nos lastimen. Lo que no nos damos cuenta es que haciéndolo somos nosotros los que nos lanzamos al precipicio.
Más vale ir encueraditos por la vida, es la mejor forma de avanzar contentos y de irnos abriendo camino.

Ojalá aprendiéramos a confiar en la vida, a ser menos miedosos, más sensibles y más libres para mostrar nuestros sentimientos tal cual son. Eso no nos hace débiles, nos hace grandes y fuertes. Pero sobre todo, felices porque nos coloca justo en el lugar correcto y con la persona indicada para cada uno de nosotros.

“Sólo puede ser verdaderamente feliz quien se atreve a ser verdaderamente él mismo”.

Déjame tus comentarios y platicamos entre todos.

Nos leemos en la próxima.

 

Acerca de 

Me gusta compartir lo que nos hace sentir bien y vivir mejor. El buen humor es básico. Amante de los animales, los viajes, la moda, la música, la fotografía, de cuidar el cuerpo y el espíritu. Aventurero, reflexivo, romántico y jocoso. Adicto a la cibernética, las cámaras y los micrófonos. Si no me divierto, no juego. Comunicador. Corazón activista. @salvadornop

One Response to "¿Eres de los que cuando se enojan dicen cosas que no sienten? Lee esto."

  1. Abraham Borja  6 junio, 2016 at 14:02

    (y) me encanto como todo los demas de tu blog saludos handsome 😉

    Responder

¿Cómo ves?