El mal del perro callejero. Los humanos que lo padecen. ¿Acaso tú?

Etiquetas:

relaciones de pareja entre hombres

 

Esta semana vi en redes sociales una pelea de pareja, la verdad me dio bastante penita. No me gusta enterarme de los problemas de este tipo y menos de si eran putos, cogían con miles, o si lo tenía chico o no sabía meterla.

Bien, dichos individuos se dejaron, lo peor es que uno de ellos en días consecuentes le rogó, le imploró el regreso y bueno, continuaron con los mismos problemas y los malos tratos de uno hacia el otro. Esto me hizo reflexionar ante la situación en la que muchos y muchas nos podemos tropezar cuando no tenemos amor propio, pensamos que con alguien a nuestro lado llenaremos los vacíos y creemos que nuestra contraparte auyentará los monstruos con los que peleamos continuamente.

Sé que más de una vez te has topado con un perrito callejero, las cualidades de ellos son:

  1. Buscan amor
  2. Están necesitados de atención y cariños
  3. Han sido abusados, flagelados
  4. Necesitan de protección
  5. Cuando los adoptas son los animales fieles, entregados y estarán contigo pase lo que pase
  6. Algunos son muy fáciles a domesticar

Si te identificaste con alguna de las características, bienvenido al mal del perrito callejero.

Desgraciada o afortunadamente de generación en generación se nos enseña a que una persona debe casarse y procrear. Obviamente intervienen muchas cuestiones como la atracción física, la personalidad.

Más allá de los sentimientos o química, el tener pareja satisface EL EGO.

¿Qué pasa cuando eres de la comunidad LGTBTTI? En algunos lugares ya nos podemos casar, también tenemos derecho a la adopción en unos países, pero pasa y pasa el tiempo y sigues soltero.

Los hombres elegimos a nuestra futura pareja basados en la belleza y atracción física. Besas a muchos sapos, sales con príncipes que se convierten en princesas, osos que buscan más miel que amor y continúas solo.

He de confesarme. SI, FUI UN PERRITO CALLEJERO CARITA TRISTE IMPLORANDO DUEÑO. Durante una buena época, digamos y sacando cuentas, unos 3 años me sometí, aguanté, rogué por amor y acepté lo que me daban a sabiendas que me utilizaban y que tenían bastante claro que me entregaba desde la primera cita (no hablo de la onda sexual si no entregar mis sentimientos). Aparte de mi patología de perro, contaba con una “Neurosis de Rescate”; esta condición de forma inconsciente nos hace enamorarnos de personas conflictivas y nocivas para la salud, como alcohólicosludópatasfumadoresdrogadictos, insatisfechos sexuales, individuos con continuos problemas económicos o familiares, todo ello cumpliendo un afán mesiánico, es decir, de ocupar el papel del “salvador” o bien por auto-cumplirse situaciones que no nos permitan ser feliz.

Un animal de compañía, es un animal fiel, es la pareja perfecta, nos conoce, nos ayuda a incrementar la autoestima. No es malo rescatar animalitos, al contrario, estoy a favor de ello y he salvado a dos bellezas (chihuahuas) que están conmigo desde hace varios años, son las niñas más fieles, protectoras, entregadas, etc. El conflicto es cuando tú, humano, adoptas las características de estos animales desamparados.

Tanto “perrito callejero humano”, llamémosle, como humano que lo rescata o humano que juega con él, tienen que encontrar un nexo que los ligue. El problema es cuando se juntan los neuróticos al rescate más los perritos, o los perritos que andan mendigando amor al mejor postor y crean vínculos con quien se aproveche de ellos. Es aquí cuando debes comprender que para un mal se necesita también la demanda del mismo.

De verdad, no pasa nada si estas solo. Aprende a amarte. No te voy a decir que es fácil, a mí me costó varios años comprender que no tenía por qué apegarme ante una fantasía hetera de casarme, hijos o vivir en unión libre, si me has leído antes, he explorado desde el poliamor, enamorarme de un chico trans etc.

No hay una formula exacta para empezar a disfrutar la soltería, lo que a mí me funcionó fue darme la oportunidad de aprender, crecer y conocer gente nueva, agradezco lo que tengo, muchas personas quisieran haber vivido o experimentado lo que yo. Cambié los aspectos que no me gustaban de mi personalidad, inicié muchos trabajos como voluntario. Lo más, más trascendente es safarte de personas TÓXICAS, tanto amistades como dates o relaciones.

Disfruta la soltería y no mendigues amor. Sigue en el camino amarillo, tomas tus mejores zapatos, los que más te gusten y hechicen cuando andas en la calle, te encontrarás con más leones sin corazón o espantapájaros sin cerebro.

Me despido, la verdad no me gusta sonar como alguien que da clases de superación personal, digo, yo también aprendo día tras día y suelo tropezarme con las mismas piedras. Los dejos con un poema que viene en la novela “El amor es hambre” de Ana Clavel:

En lo profundo del bosque

vi una criatura desnuda, poderosa,

que, recostada mansamente sobre la

hierba, sostenía entre sus garras un corazón.

Y comía de él con gozo y devoción.

Yo le dije cuando me dio: “sabe

bueno” “es dulce, dulce”, respondió,

“me gusta porque es sabroso,

pero sobre todo porque es tu corazón.”

 

Seguimos leyéndonos y me encantaría leer sus comentarios, experiencias y demás.

Recuerden darle like a la pagina del blog  en Facebook para nuevas publicaciones.

Moovz, la app. LGBT de contenidos. ¿Ya tienen su perfil?

Acerca de 

Modelo del 78 cuando las carrocerías se hacían bien, mas no mi cuerpo. Soy vegano, honesto, sarcástico, wana be indie pop star, peluquero/barbero, comunicólogo, artista visual. Amante de los viajes, leer un libro por semana, los tés, la ropa diferente, me gusta descubrir lugares, tiendas, diseñadores, música, personas.

9 Responses to "El mal del perro callejero. Los humanos que lo padecen. ¿Acaso tú?"

  1. Leonardo  10 septiembre, 2015 at 15:36

    Interesante la propuesta de tu explicación, si es cierto que demos buscar personas que nos nutran y aprovechar la solteria para nuevas experiencias positivas, yo estoy asi y espero (no contanta paciencia) que la persona que está para mi sea también darle lo el necesite. Saludos

    Responder
  2. CESAR  24 septiembre, 2015 at 12:23

    Hay textos varios comentando este mismo tema, pero no habia ledo algo asi, la realidad sorpresiva del leon sin corazon y espantapajaros descerebrado es una genialidad en el escrito. mas aún ese poema final. O sea que sucede a los humanos, yo creo en estar bien con uno mismo sin necesidad de mendigar, ni martirisar a quien este al lado, acompañarse y juntos hacia el exito, arengar las capacidades del otro, que bonito suena no? JAA salu2

    Responder
  3. Gary G  27 septiembre, 2015 at 11:26

    Muy interesante, la verdad, como dices en algún momento somos como perros callejeros y mendigamos amor, también es muy cierto que llega un momento en que aprendes a valorarte como ser humano, aprendes a vivir y a disfrutar de la vida y todos sus pequeños detalles. Un fuerte abrazote para ti y gracias por compartir. Gary Sodi

    Responder
  4. Por siempre tuyo...  12 noviembre, 2015 at 14:35

    Esta bien, ya te desahogaste y ventilaste nuestros problemas, pero por favor no me dejes!

    Responder
  5. jorge granja  12 noviembre, 2015 at 16:57

    Yo también fui un perrito callejero,me identifico totalmente con lo que escribes;luego de varios tropiezos y desencantos,me convencí de que soy un hombre muy valioso y de que el hombre que no me valore por la clase de persona que soy y por lo que estoy dispuesto a dar,simplemente no me merece,estoy solo en este momento,pero si aparece alguien con el valor suficiente para arriesgarse y volar conmigo, bienvenido será.

    Responder
  6. Zachariel  5 febrero, 2016 at 22:36

    Me ha pasado, la verdad es que aun no entiendo porque nadie me encuentra atractivo y sufro mucho por eso. Las redes sociales no me sirven de nada, todos buscan sexo y nada mas… Solo espero que la pocision que tome de esperar, sirva de algo al final…

    Responder
  7. Jesus  6 febrero, 2016 at 11:00

    Soy un perrito callejero auchhh

    Responder
  8. Esteban  7 febrero, 2016 at 17:40

    Auch…creo que soy un perrito callejeros, pero creo que mi ex también…ambos nos buscamos la pasamos bien solo como amigos pero sabemos que estar como antes no será posible… Creo debo tomar la decisión de seguir adelante…solo.

    Responder
  9. Jhovany lizardo  15 agosto, 2016 at 11:55

    Toda la razòn del mundo, creo que todos pasamos en algun momento por este mal sin darnos cuenta, pero ahora empiezo a identifikarlo, pase varias veces por este conflicto en mi vida, y todavia se me hace dificil aprender a quererme, no se como hacerlo, tomare tu consejo, mendigar amor jamas.. Muchas gracias!! Tus notas muy interesantes como esa del poliamor, sabia q no estaba mal y que te podias enamorar de dos personas ala vez..saludos, jhovany lizardo desde nayarit, mexico..

    Responder

¿Cómo ves?