¿Decir adiós a una relación o darse un respiro?

Etiquetas: ,

problemas de pareja

Han sido días realmente difíciles para su servidora. Días de sube y baja, de desplomarme en la cama y llorar hasta quedarme dormida. Es parte del proceso, me lo repito a diario. Enfrentar el sufrimiento es más sencillo que actuar como si nada pasara.

Me dicen que no haga una tormenta en un vaso de agua que ella solo me ha pedido tiempo, sin embargo, los diablos viejos como yo, sabemos lo que implica cuando alguien lo pide.

Decidí enfrentar el dolor y aprovechar el sufrimiento. ¿Cómo? Aceptándolo. No puedo cambiar lo que está pasando, porque no está en mis manos, no puedo decidir por otra persona. Leer, escribir, escuchar música, canalizar los pensamientos malos y dejar de castigarme han sido mis actividades para mantenerme a flote. Aunque suene trillado las cosas tenían que pasar, era un suceso inevitable en mi relación, todo lo que inicia tiene que terminar. Quizá, la relación va a perdurar, pero este ciclo debía cerrarse, porque estábamos cayendo en la monotonía, en el desencanto, en el desinterés, la indiferencia. Ahora con la cabeza despejada de dudas, en mi espacio y en mi silencio, confirmo lo mucho que la amo y todo lo que debo cambiar para estar bien conmigo y poderle brindar lo que ella necesita.

Por años, había sido rejega para aceptar cuando mi pareja me pedía tiempo. Hoy, aunque las circunstancias no están a mi favor, reconozco que los tiempos individuales son indispensables para la supervivencia de una relación. Que estar en su espacio, lejos de mí, no la hace amarme menos. Entender esto me llevo años, pero hoy vivo el sufrimiento no para hacerme la víctima o digan “pobrecita”, lo vivo para crecer y entender que en la vida no todo es rosa y momentos dulces, que en la obscuridad y la tristeza también se aprende. Sé que después de esta tormenta me sentaré más tranquila a ver el atardecer, con su mano entrelazada a la mía o en su defecto, sola disfrutando de los últimos rayos del sol.

Al final de este proceso, estaré lista para darle nuevamente la mejor versión de mí, una renovada, todo el amor que aquí he guardado, y si no, también estoy lista para dejarle ir, para soltar y bendecir a quien más amo. A eso vinimos a esta vida, a ser feliz ¿que no? Solos o acompañados debemos disfrutar de lo que la vida nos da. Irónicamente, todos los días que he llorado, el cielo ha estado azul, despejado sin una nube que lo cubra, en la ventana una pareja de pajaritos, de esos que les llaman chillones ha venido hacer su nido, es así como la naturaleza es sabia y con esos “pequeños” detalles nos muestra que hay una sola razón para romperse y mil razones para levantarse.

Pasamos tanto tiempo sumergidos en nuestras relaciones, que nos olvidamos que somos seres individuales, que respiramos, comemos por cuenta propia. Que nuestra pareja es otro individuo dispuesto a compartir su tiempo, sus experiencias y a darnos amor incondicional, pero olvidamos que antes de nosotros, tenía amigos, trabajo, una familia. Además, decimos que no queremos perderlos y más allá de lograrlo los alejamos, nos volvemos obsesivos, posesivos y lo único que conseguimos es que se harten.

Toda relación necesita un respiro. Respiro de la costumbre, de la monotonía, de los reclamos, de las manías del uno del otro.

A ti, que te han pedido tiempo, no es el fin del mundo, es una oportunidad para mejorar, de encontrarte contigo mismo. Si regresan, bienaventurados, dense lo mejor de sí y si no, mantente listo y firme de continuar tu camino.

Les seguiré platicando mi proceso…

Recuerden seguir este blog en Facebook

Moovz  La app. LGBT de contenidos.

Acerca de 

¿Quién es Rosa Luz?

Intérprete de profesión y burócrata por necesidad. Cocinera innata y sibarita. Hablo hasta por los codos solo los locos me entienden. La palabra que describe mi vida, perseverancia. Tengo una infinidad de pasiones pero la que más me distingue es la lucha contra el maltrato animal, soy animal lover.

Tengo un carácter muy fuerte, aunque tengo un alter ego muy chillón y sensible, graciosa, loca y rebelde.

8 Responses to "¿Decir adiós a una relación o darse un respiro?"

  1. MaRtUChiS  31 julio, 2015 at 22:50

    Que hermoso escrito. Gracias por compartirlo. Ojalá que tu pareja regrese y en ese lapso en que no estén, te conviertas en una mejor persona para ella.

    Responder
  2. Alberto m  2 agosto, 2015 at 21:50

    Que fuertes palabras y que valentía… Muy bueno

    Responder
  3. Juan Jo Enríquez  2 agosto, 2015 at 23:42

    Me encantó, me pone a pensar seriamente en mi relación; en lo que quiero y lo que no quiero que pase. Paso por una crisis y no quiero echar todo a perder por mi desconfianza. Saludos!!!

    Responder
  4. Ismael  3 agosto, 2015 at 23:31

    Buenisimo escrito, estoy pasando por algo similar y se lo que se siente pero como tu lo mencionas es algo necesario y que es inevitable…

    Responder
  5. Anónimo  7 agosto, 2015 at 7:21

    En mi caso particular me canse de pedir tiempo y nunca me fue otorgado, eso acabo por llevar a tope todas las cosas que venian desgastando la relacion llevandome al punto en el que ya no quiero seguir ni luchar por esa relacion y decidi terminarla por completo. Personalmente es una decision tomada, bien pensada y asumida sin vuelta atras pero mi pareja esta aun en el proceso de aceptacion y se niega a aceptarlo, solo le pido que todo termine de la mejor manera para no borrar los recuerdos bonitos de 5 años de relacion con un triste final.

    Responder
  6. Anónimo  26 octubre, 2015 at 22:29

    Excelente muy bonitas las palabras, me encanta leer todos estos comentarios ya que hace que uno se pueda nutrir de cosas Buenas para seguir adelante, en mi caso tuve una relación de cinco años y pico que al principio me dolio muchisimoooooooo, gracias a dios ya estoy en otro proceso, ya he aceptado varias cosas y lo más importante y bello de todo, es que he madurado y que impresionante me ha dejado muchas ensenanzas que me van a servir para que en una proxima relación no comerte los mismo errores y ser plenamente más feliz.

    Responder
  7. Juan  27 octubre, 2015 at 6:16

    Gracias….. A veces no todos hacemos lo que debemos, en ocasiones nos afwrramos a estar bien nosotros, sin pensar en la estabilidad emocional y psicológica de la otra parte… (Nuestra pareja).

    Gracias por compartir tu experiencia….!!!

    Responder
  8. Víctor Orozco  27 octubre, 2015 at 15:54

    No manches! Estoy pasando por lo mismo, y pienso tal y como tú escribes, solo que ponerlo en práctica es mucho más difícil que escribirlo, y como decías es tanta la obsesión que podemos tener hacia el otro que dejarlo ir, te da miedo. Yo me abrigo en pensar que si es para mí será, y que si el amor es igual de las dos partes tarde o temprano estaremos juntos!

    Gracias!
    NAMASTE

    Responder

¿Cómo ves?