app de ligue

Cuando te enamoras de alguien que conoces en una app de ligue

Estoy seguro que para estas fechas todos hemos usado Hornet, Grindr, etc. Al principio, de donde yo vengo (una ciudad mocha doble moral llamada Guadalajara) se podría decir que es mal visto el usar estas apps para tener encuentros sexuales o peor, usarla para conocer a una pareja. Y bueno, yo las terminé usando del segundo modo.

En realidad no creo que tenga nada de malo usar estas apps. Cualquiera puede usarlas como se le pegue la gana, estas pseudo reglas morales sólo nos limitan y en muchos casos, sólo demuestran que algunas personas no pueden decidir tener su propia historia de vida. Yo he podido sacar más de una buena noche de acción, y también varias sorpresitas por uno que otro perfil falso.

Conocí a alguien nuevo, a alguien que podría haberme topado en cualquier lado. Una noches juntos, otra noche juntos, fajes, sexo y después una cena, dos cenas, ya no sólo parecía calentura. Esa brecha entre el coger en apps y el salir con alguien empezó a crearse y me acerque mucho más a este hombre. Pero entre decidir si seguir saliendo con otras personas (ambos) y seguir buscando sexo con otros, ya no sabía qué podría suceder. Pasó el tiempo y mientras seguíamos en la misma dinámica, también parecía que no llegábamos a nada.

Se confirmó, ya estaba enamorado. Me pasó como a todos, no te das cuenta pero quieres hacer todo con esta persona. Primero pensé que él también estaba en la misma sintonía que yo, por algunas actitudes que veía. Sin embargo, no quise ver otras acciones que decían todo lo contrario. “Podemos seguir saliendo pero no quiero una relación cerrada” (cuando nunca se habló de una relación cerrada).”Podemos seguir juntos pero no sería como novios”. No sabía que pensar en esas conversaciones. No supe si era el miedo al compromiso, el miedo de ambos por no salir heridos de nuevo, si era su egocentrismo o el mío, pero la realidad es que ambos queríamos cosas muy diferentes a pesar de los sentimientos similares.

Me costó unos días entenderlo, aceptarlo. Salimos una vez más, solo para darme una oportunidad de pensar diferente porque incluso llegué a pensar que las relaciones ya no eran lo mismo y no estoy tan perdido en esta idea. Pero a pesar de la honestidad de los dos, ganó mi frustración y como adolescente di patadas de ahogado. Obvio no sirvió y terminaron las cosas mal. Me considero alguien bastante moderno para varias cosas, pero no siempre reacciona de la manera más elocuente.

Muchas veces tenemos la oportunidad de estar con alguien, pero aunque haya muchas afinidades, también puede ser que no se vaya en la misma dirección. Yo he dejado ir parejas buenas, solamente porque ese no era el momento para mi y otras veces porque quería sentir que pudiera estar con todos los que quisiera (darle vuelo a la hilacha).

Una relación ya sea de ser de un par de meses, de un año, de 6 o 20, se mide en tiempo y todo lo que implica tiempo se transforma. No hay que estancarse en el “quizá”, “puede ser” porque las relaciones pueden ser complicadas en ocasiones pero pueden resultar la mejor experiencia. Me quedo con una canción de Alanis Morissette se llama “Ironic”por que varias veces podemos planear muchas cosas en nuestra vida, pero nunca se podrá saber qué pasará en cosas de dos, mejor disfrutemos mientras las cosas fluyan.

¿Qué opinan ustedes? ¿Han tenido experiencias similares?

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con el contrnido más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

3 Comentarios

  1. alejandro
    19 octubre, 2016
  2. Anónimo
    19 octubre, 2016
  3. AA
    7 noviembre, 2016

¿Cómo ves?