¿Cómo detectar si tu relación es destructiva?

Etiquetas: , , , ,

15692769378_a68c47c703_z

Muchas han sido las preguntas que me hacen en  twitter y otros medios respecto a este tipo de relaciones. Lamentablemente el termino se ha vulgarizado y se ha deformado el concepto del mismo. Por ello hoy quiero hablarte de lo que sucede dentro de una relación destructiva.

Vayamos por pasos, algunas teorías psicoanalíticas mencionan que las relaciones de pareja en muchos casos son “complementos patológicos”, me explico. Lo anterior se refiere a que nuestras carencias, rasgos de personalidad e incluso algunas de nuestras patologías por muy sencillas que están sean, se complementan con las del otro. Ojo, el afecto también es un elemento muy importante, sin embargo es muchas veces este lo que hace que no veamos claramente tanto nuestras carencias (defectos), como los de nuestra pareja. Del mismo modo, esta teoría refuta que no es la suerte la que arma a las parejas, sino es nuestra propia elección.

7702521692_f12ef06a8d_z

“Violencia y ausencia de disfrute son los elementos de una relación destructiva”

De este modo, como lo he mencionado en artículos anteriores, cada pareja tiene su dinámica. No hay una fórmula para describir qué dinámica es la mas adecuada o sana, sin embargo si hay un par de elementos para determinar si la dinámica puede ser destructiva, estos son: La presencia de violencia y la ausencia del disfrute.

Un aspecto importante para decir que una relación es destructiva es la presencia de cualquier tipo de violencia. Recordemos, que la violencia física no es lo único que se considera violento. El minimizar la personalidad del otro, el no tomar en cuenta sus puntos de vista y el maltratarle psicológicamente son actos tan violentos como los golpes. En una relación destructiva uno o ambos miembros suelen tratar de obtener “el control” por medio de la intimidación al otro. La devaluación y comentarios incisivos respecto a la personalidad de uno de los miembros suelen considerarse como aspectos destructivos. Por lo regular, las personas con una personalidad egoísta, poco empática y abiertamente utilitarios suelen ser los que expresan todo tipo de violencia en la relación.

Por otro lado, las personas con una base dependiente suelen complementar este tipo de parejas. Las personas dependientes, tienen como característica principal una pobre imagen de sí mismos. Dudan constantemente de sus habilidades y no ven objetivamente sus logros y herramientas. Por lo tanto, suelen buscar entregar el control de sus decisiones y conductas a quienes ellos consideran “fuertes o capaces”, lo que les lleva a vincularse fácilmente con personas controladoras, agresivas y egoístas. Un aspecto muy importante que estas personas refieren de sus relaciones es que en la mayoría de los casos no las disfrutan, sin embargo por temor a enfrentar una vida por sí mismos o “solos” suelen preferir lidiar con una dinámica destructiva.

9507694230_4092f98f5c_z

“Las relaciones de pareja, sin importar su dinámica deben de disfrutarse”

Finalmente, lo que consolida una relación destructiva es la justificación de ambos miembros. Es decir, ambos justifican al otro de los errores propios. Me explico, el agresivo se justificará de sus actos haciendo referencia que el otro lo provoca. Si este toma el control de la relación es por la falta de carácter o determinación del otro miembro. Del mismo modo, aquel que suele ser dependiente, suele justificar al violento, depositando en sí mismo los defectos y culpas de ambos. Sin embargo, hay que tener cuidado en observar este tipo de dinámicas, pues se suele señalar a un miembro como víctima y al otro como victimario, no obstante recordemos que las dinámicas de pareja son de dos. Con ello me refiero a que ambos miembros colaboran en mantener una dinámica que a ambos no les satisface, pero que por temores individuales no son capaces de soltar.

Si observas que estas en una relación destructiva, es fundamental que identifiques qué es lo que te hace estar dentro de esa dinámica. Puede ser miedo a la soledad, temor a las represalias de la pareja, algún interés económico, etcétera. No obstante el identificar qué te tiene ahí es el primer paso para poder trabajar la decisión. Recuerda que las relaciones de pareja, sin importar su dinámica deben de disfrutarse, y la característica principal de una relación destructiva es la ausencia de placer y disfrute. Si es tu caso, te recomiendo que busques orientación profesional y te respaldes de las personas en las que confíes, y sobre todo obsérvate a ti mismo. Toma en cuenta que es válido decir no, cuando uno ya no está satisfecho. Mientras tanto dime ¿has estado en una relación así?, ¿Sigues dentro de ella? Cuéntamelo en los comentarios y sígueme en @PsicFco.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Acerca de 

Tengo la suerte de dedicarme a mi verdadera pasión, la psicología. Estoy especializado en el manejo de trastornos de personalidad y enfermedades mentales graves. Actualmente soy el Director General del Centro de Atención Psicológica Integral, donde brindo psicoterapia individual y de pareja. Paso mucho tiempo leyendo, durmiendo o paseando. Si no estoy en el consultorio seguro me encuentras caminando con mi perrijo, un rechoncho pug al que le cuento lo que ni mi analista sabe. Sígueme en @PsicFco

¿Cómo ves?