glorieta insurgentes gay

Una Vuelta A La Glorieta de InsurGAYntes

Situada en la colonia Juárez- entre Avenida Chapultepec y la Avenida de los Insurgentes-, la “Glorieta de los Insurgentes InsurGAYntes“- como ha sido bautizada-, es un lugar de encuentro. Aquí apenas “comienza lo que empezó” en el último vagón de la Línea Rosa del Metro.

Miles de oficinistas y estudiantes transitan a diario por aquí. Los “godínez”, recién salidos de la estación del Metro Insurgentes corren para cobrar su bono de puntualidad.

La gente va y viene. Algunos se detienen con el bolero, otros tantos compran el periódico, unos más piden un jugo y unos cuantos se sientan en las jardineras de la Glorieta de los Insurgentes sólo para ver a la gente pasar. Aquí siempre hay música, aunque sea de improvisados que piden una moneda.

En este espacio se dan cita los amantes, los colegas, los familiares, los conocidos, los socios, los clientes, los compañeros…y también “los de la comunidad”. Dicen que es el lugar idóneo para el ligue.

En esta Glorieta los solitarios más aventados se atreven a pedirle el número de teléfono al que ven solo. El cruce de miradas y los piropos tampoco pueden faltar. Las parejitas de novios caminan tomadas de las manos por el lugar.

Las diversas salidas de la Glorieta de los InsurGAYntes conectan con los bares más atrevidos de Zona Rosa o con los centros nocturnos de la colonia Roma Norte.

A nadie le importa que enfrente esté la Secretaría de Seguridad Pública. Del Metrobús bajan algunos solteros.

Alrededor no sólo hay oficinas, también hay bares con chelas que cuestan 20 pesos; hoteles caros y baratos, sex shops, cabinas, estéticas, cafés internet, restaurantes, cafeterías, teatros, escuelas y parques son los lugares indicados para los que apenas se conocieron en la Glorieta de los InsurGAYntes. También hay prostitutos.

Para los más atrevidos hay tiendas de disfraces. Para ellas hay de colegialas o de mucamas; y para ellos hay trajes de cuero o tangas transparentes. Los maniquis exhiben baby dolls y suspensorios.

Muchos ya conocen al señor que vende sus películas porno gay que esconde en sus cajas de cartón. En el Oxxo muchos aprovechan para comprar alcohol. Los encuentros también se dan en los baños que cobran cinco pesos.

Desde hace casi una década que en la Glorieta de los InsurGAYntes se extinguieron los emos. De noche, las luces del “Times Square mexicanos” iluminan a los perdidos.

¿Vamos a dar una vuelta por la Glorieta de los InsurGAYntes?

glorieta insurgentes

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe semanalmente nuestros mejores artículos
Sólo tienes que suscribirte

 

2

Un Comentario

  1. Anónimo
    9 Junio, 2017

¿Cómo ves?