“The Royal Heart” Un cuento para niños sobre un príncipe transgénero. ¡Wow!

Etiquetas: , ,

The Royal Heart, cuento transgenero

Aquí les comparto uno de los cuentos que hoy tenemos para educar de manera distinta alos niños. ¡Bravo!

The Royal Heart, cuento transgenero

He aquí un cuento con final feliz: la PRINCESA TRANSGÉNERO es la historia para niños más emotiva.
Los cuentos LGBT están a la orden del día y es algo que nos encanta, porque de esta forma los más pequeños no vivirán aislados de una realidad que nos rodea a todos: la homosexualidad, la bisexualidad o, en este caso, la transexualidad.

El autor Greg McGoon junto con la ilustradora J Orr han creado uno de los cuentos que más va a dar que hablar ‘The Royal Heart‘, la historia de un príncipe de la realeza que siente que no ha nacido en el cuerpo correcto y como termina convirtiéndose en princesa y, consecuentemente, en Reina.

Eso sí, hay un poco de magia porque tampoco es plan de explicar con detalle a los niños el proceso de reasignación de género de una persona. Es una hada, concretamente el de su abuela, la que por su 16 cumpleaños convierte a Lyric en una preciosa princesa. De hecho, el mensaje que aporta el libro no es que nos cambiemos todos de sexo, sino comprender que no podemos juzgar a alguien que se identifica como un género diferente al cuerpo en el que nació.

Con más cuentos para niños transgénero (y no transgénero) como éste será más fácil hacer entender a los niños que dos chicos juntos o dos chicas juntas y que una chica que nació como chico son la cosa más normal del mundo. Y así, si tenemos esperanza, no tendrán que luchar todo lo que luchan a diario en muchos países del mundo.

Fuente: Cromosoma X

Seguimos compartiendo en este blog y mis redes sociales. 😉

Acerca de 

Me gusta compartir lo que nos hace sentir bien y vivir mejor. El buen humor es básico. Amante de los animales, los viajes, la moda, la música, la fotografía, de cuidar el cuerpo y el espíritu. Aventurero, reflexivo, romántico y jocoso. Adicto a la cibernética, las cámaras y los micrófonos. Si no me divierto, no juego. Comunicador. Corazón activista. @salvadornop

¿Cómo ves?