Mi Amor en Silencio. Falta apoyo para la comunidad LGBT con capacidades diferentes.

Etiquetas: ,

Comunidad LGBT con sordera, capacidades diferentes

Siempre he dicho que uno por muy frío que parezca nunca sabe de quién se va a enamorar. Bueno, esa es mi opinión, no soy un chico que le pone peros a las personas o que se cree embajada americana otorgando visas cada que conozco a un hombre.
Mi primer pareja “formal” fue alguien que obviamente me encantaba, derretía y hacía sentir, no mariposas, seno casi un safari dentro de mi cuerpo. El “problema” más grande fue que yo tomaba clases con él, era mi maestro. Las cosas se fueron dando poco a poco hasta que este chiquillo virginal de 18 años (ni me la creo pero bueno, era mi primer amorío en serio) cayó redondito y sin problemas ante los brazos de dicho muchachón.

Cuando conocidos, vecinos y amigos se enteraron de nuestra relación, les cayó muy de sorpresa. ¿Cómo una persona como él podía andar conmigo? Yo no vi conflicto alguno. Yo hablaba, oía y él no. Él es sordo mudo. Mi trabajo fue estudiar lenguaje de señas, adentrarme en su mundo, comprenderlo, vivirlo, ponerme a la par.

Descubrí que el país no cuenta con ningún sistema que pueda ayudar a este grupo. En aquel entonces iban a realizar trámites a la misma universidad privada donde estudiábamos todos y sin embargo, ahí todo lo gritaban, con timbres nos hacín llamar, no había rampas para personas con sillas de ruedas, ni textos en braile. Estamos acostumbrados a creer que nosotros somos los “normales”, cualquier ente que se salga del molde nos incomoda y lo hacemos a un lado.

Nuestra relación con altas, bajas, encuentros y desencuentros fue buena, aprendí y me sensibilicé como con ninguna otra. Mis sentidos se abrieron al tacto, a las vibraciones, a observar al otro y disfrutar de momentos. Sacudía mis dedos de manera pausada cuando estaba contento o firme cuando me enojaba, mis manos dibujaron en el aire y viento. Simulé el sonido de las palabras. Me enamoré y de una manera muy intensa, como suelo hacerlo. Además, fue mi primer amor. ¿Qué se le hace? Los sordos cuentan con distintas formas de expresión artística que les permite mostrar su perspectiva del mundo en un ambiente de silencio; estas expresiones artísticas son: obras teatrales en Lengua de Señas, declamación de poemas, cuentos que involucran a una persona sorda como el personaje principal; inclusive existen grupos de danza formados por sordos.

Cuando terminó la relación, hice un análisis de lo bueno o lo malo. No hubo más que agradecer el que me hiciera una persona más tenaz, que me enseñara otro idioma, grupos y personas que no queremos ver. Así como él, existían en la universidad y la ciudad más chicos LGTB que se reunían cada semana y platicábamos, hacíamos fiestas, etc.

Hay sordos, que tienen una pérdida auditiva que no es profunda y perciben sonidos, la voz humana, pero no con total nitidéz; por eso hay a quienes les enseñan a entrenar el oído para que interpreten lo que les están diciendo, una forma de complementar lo que se lee en los labios con lo que se alcanza a escuchar, a ese proceso se le llama oralización, donde a partir de ejercicios se les enseña a hablar, a mover los labios y a sacar el sonido. Este proceso sirve para la socialización con el oyente, pero no para un diálogo de expresividad profunda como con la lengua de señas.

Chavos, chavas. En nuestra comunidad LGTB (agreguen cuanta sigla gusten y manden) contamos con personas sordas, mudas, con parálisis, parapléjicas que también se quieren enamorar, sentir, coger, pero nuestra imagen del príncipe vergón, nalgón, fornido, que viva en la mejor colonia y sea fiel o mantenga, no encaja con ellos. No encaja ni conmigo. No me parezco a eso. Pedimos tanto sin ofrecer nada. Seguramente se trata de un reflejo de la sociedad general que tiene la capacidad de discriminar, bidiscriminar, tridiscriminar hasta hacerte invisible.

Las minorías adquirimos todo lo malo o lo bueno de la sociedad por integrarnos en ella.
Si tú eres un chico o una chica con capacidades diferentes, hazte notar en este mundo. Existimos personas que apoyamos sus causas, sus luchas. Ahora bien, si eres una persona “normal” imagínate lo siguiente, si no te gusta que te discriminen por tus preferencias o gustos agrégale ser discriminado también por tu físico o condición. No se puede con todo.

Dale una oportunidad a toda persona, déjala conocerte, conocerla, uno nunca sabe quién será nuestro mejor amigo o amiga, nuestro amor en la vida.
Nos leemos en la próxima.
@ettosantana

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Síguelo en Facebook.

Acerca de 

Modelo del 78 cuando las carrocerías se hacían bien, mas no mi cuerpo. Soy vegano, honesto, sarcástico, wana be indie pop star, peluquero/barbero, comunicólogo, artista visual. Amante de los viajes, leer un libro por semana, los tés, la ropa diferente, me gusta descubrir lugares, tiendas, diseñadores, música, personas.

3 Responses to "Mi Amor en Silencio. Falta apoyo para la comunidad LGBT con capacidades diferentes."

  1. Juan Manuel  16 febrero, 2016 at 20:02

    Yo soy sordera busco pareja me importa edad me saludos

    Responder
  2. Anónimo  16 febrero, 2016 at 22:00

    le falta mucha profundidad a lo que escribes,tener una relación afectiva con un SORDO…..requiere de autoaprendizaje y del saber ser a través del alma………..sin tanto adorno que le pones…y sin tanta sensibilidad….simplemente es una elección de vida………no la justifiques ante nadie.

    Responder
  3. Anónimo  16 febrero, 2016 at 22:29

    aprendiste poco amigo, “sordo mudo” es hasta ofensivo para las personas sordas, que como ya bien se ha dicho no tienen “capacidades diferentes” sino una discapacidad asi tan tan, si no me crees investiga terinologias que incluso usa conadis, pues los terminos incorrectos son tambien una discriminación, fuera de eso, que bonita historia,.

    Responder

¿Cómo ves?